A sus 23 años decidió probar suerte
lejos de las islas por segunda vez. La primera de ellas, al Celta B,
no le fue bien del todo, ya que pese a sus 24 partidos jugados, el
cambio de entrenador le relegó de la titularidad, y para colmo la
temporada concluyó en descenso, por lo que volvió a las Islas. Esta
vez, marchó este pasado verano a Extremadura, donde se ha convertido
en un fijo en su equipo, comandando al equipo desde la medular.
Hablamos hoy en Baleares de Bronce de Pedro Capó.
Como muchos de sus compañeros el año
pasado en el Atlético Baleares, su caché se vio aumentado gracias a
una gran temporada cuajada gracias al esfuerzo y la lucha de todos. Y
ahí fue clave Pedro Capó, un fijo para Nico López, en los que pudo
demostrar su buen juego ofensivo en 33 partidos, en los que firmó la
buena cifra de cinco goles, la mejor en su carrera profesional. Y
este año se ha convertido en Arroyo de la Luz en un fijo para los
esquemas de su entrenador. Y es que estamos hablando ante un
centrocampista realmente polivalencia. Su lectura del juego y saber
estar en el terreno de juego le permite jugar en toda posición de la
medular, e incluso jugando por bandas.
Esta polivalencia hecha jugador le ha
llevado a ser siempre indiscutible desde su debut con tan solo 19
años en el Sporting Mahonés. Treinta y un partidos cada una de las
dos temporadas en Mahón, y otros 38 cuando regreso a casa para
jugar en el Mallorca B. Gran temporada en el filial bermellón, donde
incluso pudo participar en varios entrenamientos con el primer
equipo. Si bien es cierto, el año pasado se destapó como goleador,
marcando su récor de goles con cinco.

Gran trayectoria que le ha ofrecido un
nuevo reto a Pedro Capó. Un nuevo equipo, un nuevo grupo y nuevos
rivales en el Arroyo CP. Lejos de amilanarse, ya es el tercer jugador
de campo con más minutos, disputados, siendo indispensable en la
medular del equipo de Pato. Un nuevo salto cualitativo para Pedro
Capó, para seguir sumando experiencia y más partidos a un
mediocentro en busca de ese último salto que le pueda llevar un
peldaño más arriba. Un salto que su polivalencia le podría ayudar
a dar, y que se merecería después de la experiencia ganada en
muchos tipos de situaciones diversas. Una polivalencia con la cual le
ha llevado a jugar en prácticamente todas las posiciones sobre el
césped. Una clara muestra de la entrega, de la calidad y del gran
posicionamiento con la que cuenta Pedro Capó.

José Raúl González

Comentarios