Tras las llegadas de Leugers, Vincken, Sabater y Surac, llega el turno de anunciar de forma oficial uno de los fichajes que más ilusionan a la afición blanquiazul: Joan Vich Caldes vuelve a casa. El lateral derecho palmesano, nacido el 20 de junio de 1983 y de 1,87m de altura, se fue el pasado mes de agosto al Alcoyano con el objetivo de hacerse un lugar en este equipo, pero en el conjunto valenciano no ha disfrutado de los minutos esperados, a pesar de realizar buenas actuaciones, además del tanto que los llevó a disputar los dieciseisavos de final de Copa del Rey ante el Athletic Club de Bilbao.

Como todos sabeis, Vich es un defensa contundente y con una clara proyección ofensiva. Se inició en clubes de las barriadas de Palma como el Génova, la Soledad o la Peña Arrabal. Una temporada importante es la 2011-2012, cuando pasa del Son Ferrer al Constancia, equipo con el que consigue el ascenso de Tercera a Segunda B y donde coincide con Nico López. Después de un año en el Constancia en Segunda B, el verano de 2013 se incorpora al Atlético Baleares, donde realiza un curso inolvidable.

CDATB

Comentarios