El mediocentro del RCD Mallorca, Manuel Arana, habló ayer ante los periodistas tras finalizar el entreno. El jugador
bermellón considera que “quedan muchos partidos, una vuelta entera, y no hay que
tirar la toalla por nada”.
Arana ha explicado que “el Girona es un equipo difícil y
tenemos que hacer bueno el punto conseguido allí este domingo. El Mirandés es
un rival que te exige mucho esfuerzo y hay que estar bien”. Segunda es una
categoría impredecible y él pone el ejemplo del propio Mirandés, “hace seis
meses estaba en Segunda B y ahora arriba”.
Comenta que estos dos últimos partidos (Albacete y Girona)
“han sido buenos”, recalca, además, que “conseguir los tres puntos serian
buenos para acabar la primera vuelta con otra moral”. “Hemos de valorar que
hemos competido muy bien, pero hay otras cosas como que no conseguimos
materializar ninguna ocasión”, precisa Arana.

Sobre el nuevo presidente de la entidad balear declara que
“nos dio un mensaje tranquilizador. Viajar con el presidente en el palco con
gente que te respalde es bueno. Sabemos quién dicta las ordenes y en toda
empresa tiene que haber un líder”. 

Alberto Cercós

Comentarios