Partido correspondiente a la
jornada 40 de la Liga Adelante. Estadio Carlos Belmonte. 21:00h.
Alineación
Albacete:
Rivas;
Paredes, Noguerol, Fuente (Chumbi, min 63), Moreno; Ortiz, Ramos;
Keko, Portu, Samu (Moutinho, min 63); Díaz (Cidoncha, min 71).
Banquillo:
Antoñito, Dorronsoro, Chumbi, Cifuentes, Cidoncha, Moutinho y
Miquel.
Alienación
Mallorca:
Miño;
Cifre, Truyols, Agus, Gulan; Bustos (Ros, min 62), Yuste, Cendrós;
Joselu, Fofo (Cedric, min 71), Brandon (Pereira, min 45).
Banquillo:
Cabrero, Bigas, Saborit, Joao, Ros, Pereira y Cedric.
Goles:
0-1 (Brandon, min 9), 0-2 (Fofo, min 16), 1-2 (Samu, min 35), 2-2
(Keko, min 37) 3-2 (Chumbi, min 80) y 4-2 (Moutinho, min 88).
Crónica:
Partido
entretenido el visto hoy en el estadio Carlos Belmonte. Ninguno de
los dos equipos se jugaba nada, solo el orgullo. Orgullo que el Alba
ha tenido hasta el final. Y eso que la cosa se le había complicado
ya que, en el minuto 16, perdía 0-2. Pero el Mallorca no pudo
aguantar el gran ritmo que tenían los locales y sucumbieron
horrorosamente.
El
partido empezó muy bien para el conjunto visitante. En el minuto 7,
tras unos primeros compases de tanteo, Cifre y Brandon (dos
canteranos que debutaban hoy con el primer equipo) creaban la ocasión
del primer tanto. El primero conseguía un buen centro que el
delantero materializaría. ¿Qué mejor que debutar con tu equipo que
con una asistencia y un gol? La cosa iría a mejor. Tras este primer
gol, el Albacete intentaba reponerse pero no podía. En el minuto 16
Fofo, de falta directa, aumentaba la distancia del Mallorca con un
increíble golazo.
La
noche parecía placida, sobre todo para los mallorquinistas. Qué
ingenuos… Con el 0-2 en el marcador el Albacete se transformó.
Parecía otro equipo. En el 26, ya con todo el equipo en campo
contrario y tras un córner, Edu Ramos estrellaba el balón en el
larguero. Era un pequeño aviso de lo que le esperaba al equipo
balear.
Pasada
la media hora de juego de la primera parte, Bustos cometía un
absurdo penalti que Samu transformaba, poniendo así el 1-2 en el
marcador y a la afición enganchada, esperando la remontada. La cosa
no se pararía ahí. En la siguiente jugada, es decir, al minuto,
Keko marcaba el empate. Los locales habían empatado en un minuto un
partido que se les había puesto muy cuesta arriba.
Tras
una primera parte loca, Nanu Soler, entrenador del Mallorca, intentó
cambiar la situación al empezar la segunda parte. Quitaba a Brandon
y metía en el terreno de juego a Pereira (quien marcó su primer gol
de la temporada la pasada jornada de penalti contra la Ponferradina).
El partido, sin embargo, no cambió demasiado para el conjunto
bermellón. En verdad, no cambió nada. Incluso se podría decir que
empeoró, y mucho.
La
posesión y, por lo tanto, el dominio del juego era del Albacete, que
buscaba con ansia el tercer gol. El Mallorca, en cambio, se situaba
en su campo, esperando una contra que nunca se produjo.
Iban
pasando los minutos y con ellos las ocasiones de los locales. Pero
hasta el minuto 80 el Albacete no consiguió el gol, marcado por Rafa
Chumbi y tras una ocasión con unos cuantos rebotes. Ya con el
marcador a su favor, el equipo local no se relajó, ni mucho menos.
Querían más. Ocho minutos después, Paredes estrellaba un balonazo
en el palo y un minuto después Moutinho disparaba desde fuera del
área, batía a Miño y marcaba el 4-2 definitivo. El Mallorca
intentaba desesperadamente llegar a la portería de Ribas, pero no
fue posible.
AUTOR: ALBERTO CERCÓS
 
Estudiante de periodismo y comunicación audiovisual en el CESAG. 20 años. Gran aficionado a los deportes, sobre todo al fútbol. RCD Mallorca como equipo a seguir. Pianista en los ratos libres. 

Comentarios