Josep Lluís Martí, jugador y
capitán del RCD Mallorca, anunció ayer tras finalizar el
entrenamiento, que al final de esta temporada va a dejar el club
balear. El jugador mallorquín recibirá un homenaje el domingo,
antes del partido contra el Girona. Además, asegura que quiere
seguir jugando, aunque sea fuera de España y que espera jugar con 40
años un partido con el Mallorca para entrar en la historia del club.

“Lo
más normal es que el año que viene no siga en el Mallorca, hay un
porcentaje muy pequeño de que me pueda quedar, pero lo más lógico
es cerrar mi etapa en este club. Estoy contento de todo lo que he
vivido y vamos a esperar a ver qué pasa este verano. Es bastante
complicado que el club me ofrezca seguir, ya que mi rendimiento este
año en el campo no ha sido todo el que yo quería y 
evidentemente esto pasa factura. Tengo que tirar hacia delante,
esperar acontecimientos este verano y, a partir de allí, decidir qué
es lo mejor para mí”, explica el mallorquín en su última rueda
de prensa como jugador del Mallorca.
Asegura
que no sabe qué va a hacer después de esto, “espero recibir
ofertas y después analizaré si puedo seguir jugando o no”. “Me
gustaría ir a cualquier liga extranjera para probar cosas nuevas.
Estoy orgulloso y lo único que quiero es disfrutar de todo esto y de
lo que venga”, añade Martí.
El
capitán del Mallorca ha hecho un balance de todos sus años en la
isla, admite que, aunque ha pasado temporadas muy difíciles, lo ves
distintos “cuando estás en tu club, el que te ha visto crecer, no
puedes más que estar orgulloso de lo que has hecho y dar las gracias
a todos por lo bien que me han tratado”. “Me quedo con muchos
recuerdos positivos, mis compañeros, lo que me han dado, el cariño
que me han demostrado día a día. Estoy orgulloso de haber
compartido vestuario con mucha gente”, continúa comentado el aun
jugador el Mallorca.
“Tengo
ganas de despedirme en el campo, espero poder disfrutar del
Iberostar, de mis compañeros y de jugar, respetando, eso sí, la
competición porque tenemos un rival que se juega mucho, con otros
equipos implicados, y tenemos que dar el máximo. Esperaba tener
participación durante toda la temporada, comencé a jugar los
primeros partidos pero tuve una lesión complicada”, afirma sobre
cómo va a vivir su último partido con la camiseta del club que le
ha hecho crecer como futbolista.
Martí
ya tiene 40 años. Pocos jugadores consiguen llegar a dicha edad en
el mundo del futbol. Preguntado por cuál es su fórmula, “hay que
tener suerte con las lesiones, una mentalidad ganadora, venir a
entrenar con ganas, con ilusión por jugar. He tenido la gran suerte
de lesionarme sólo el año pasado y este, me han respetado las
lesiones y luego me he cuidado, pero la cabeza es la que manda y si
la cabeza te pide ser competitivo, no bajar los brazos, al final
tienes la recompensa”, explica.

Por
último, y preguntado nuevamente sobre el partido del domingo, señaló
“voy a disfrutar, sabiendo que estamos en una competición y que
la afición está en la grada, por lo que tenemos que dar el máximo,
pero lo que quiero es disfrutar de jugar con mis compañeros. No creo
que llore, para mí es un momento de alegría. Tener un sueño y
conseguirlo es un momento de felicidad, de estar contento y de
disfrutar. Y eso es lo que quiero, disfrutar el momento”.
AUTOR: ALBERTO CERCÓS
 
Estudiante de periodismo y comunicación audiovisual en el CESAG. 20 años. Gran aficionado a los deportes, sobre todo al fútbol. RCD Mallorca como equipo a seguir. Pianista en los ratos libres. 

Comentarios