Archivo
Joan Oriol, lateral del RCD
Mallorca, ha atendido a los medios de comunicación tras finalizar el
entrenamiento de hoy martes. El jugador bermellón ha señalado que la victoria
conseguida el pasado sábado “era muy importante para el grupo”.
El catalán comenta que el partido
ante el Alcorcón no fue “bonito, pero lo importante eran los tres puntos que
sacase al equipo del descenso”. El próximo rival del Mallorca es una Ponferradina
que está en una mala racha, “queremos romper la dinámica de no ganar fuera de casa,
creo que el equipo se encuentra bien, iremos a hacer un partido serio y a
intentar traernos los tres puntos”, puntualiza.
La llegada de Fernando Vázquez,
parece, da un aire de optimismo, “nos dijo que confiaba en nosotros, que no
éramos tan malos como para estar en la parte de abajo y que él nos ayudaría”,
señala del míster gallego. Sobre el partido contra el Alcorcón explicó que
“fuimos lo que él pidió, un equipo intenso, difícil de superar”.
Vázquez se ha marcado la meta de
ganar diez partidos, ya lleva uno. Pero como es habitual actualmente en el
mundo del fútbol, “hay que ir partido a partido. Creo que la plantilla es
amplia, con mucho potencial, hemos de intentar ganar los partidos lo antes
posible y después a ver que manda la clasificación”, admite.
En el año del centenario de una
gran institución como es el Mallorca, se había marcado el objetivo de ascender
a Primera. Obviamente, no va a ser posible o está bastante complicado, pero
vivir con ese mensaje desde el principio de temporada no fue bueno, “nos hizo
mal, yo me incluyo, porque viendo la plantilla pensaba que había posibilidades.
Hoy el objetivo es salvarse”, subraya el catalán.

Estamos en los últimos días antes
del cierre del mercado hibernal y a Oriol le han llegado ofertas de equipos de
primera, “me gusta empezar la temporada y acabarla en el mismo equipo, dejar
ahora la isla sería de cobardes”. 

Comentarios