El RCD Mallorca ha jugado, hoy sábado, su tercer partido de pretemporada en tierras holandesas, el cual ha perdido 2-1 contra el Willem II. Las sensaciones que ha dejado dicho partido parecen ser bastante buenas, pero el equipo dirigido por Fernando Vázquez no conoce lo que es la victoria. Recordemos, con este resultado, que los bermellones han perdido dos partidos y han empatado otro.

Sobre el partido en sí, el Mallorca jugó con más ritmo y con más fluidez. Cabe puntualizar que los isleños han plantado cara a un equipo que empieza su liga regular la semana que viene. El conjunto bermellón, que había empezado bien el partido, fue a menos. A partir del minuto 20, los locales dominaban con claridad. En el 25’ se estrenaba el marcador tras una bonita combinación en la que Haye se queda solo ante Santamaría rematando a placer.

Tras el primer mazazo, los de Vázquez espabilaron y continuaron con su juego. Gracias a ello, Colunga marcó, aunque no subió al marcador por fuera de juego. Justo al borde del descanso, Yuste, tras un centro de Culio, sí empataba el partido con un gran cabezazo.

En la segunda parte, Vázquez cambió el once por completo. Un gran Lago Junior encabezaba a este Mallorca, creando peligro en el área rival. Sin embargo, cuando mejor estaba en conjunto balear, los locales se volvían a poner por delante en el marcador.

El segundo gol de los holandeses no provocó que el Mallorca se rindiera. Los de Vázquez continuaron con un gran juego colectivo y teniendo oportunidades para, como mínimo empatar el partido.

El Mallorca aún no ha ganado en pretemporada, pero la imagen que da va cambiando progresivamente a mejor. El equipo consigue llegar con relativa facilidad al área rival, pero le cuesta materializar dichas ocasiones.

Autor: Alberto Cercós

Comentarios