Empieza una nueva temporada, la cuarta consecutiva para el Mallorca en Segunda. La División de Plata del fútbol español es una de las más igualadas, de las más competitivas, de las que el equipo en sí vale más que nombres de jugadores o escudos sueltos. Pero para el RCD Mallorca los comienzos no son buenos. Cabe recordar que desde que el equipo balear retornó a Segunda, nunca ganó en la primera jornada, ¿será este un año distinto? ¿Empezarán los de Vázquez con buen pie?

La última vez que el Mallorca ganó en la primera jornada de Liga, estaba en Primera y sí, fue el año del descenso. Un sábado 18 de agosto de 2012 empezó una temporada que se preveía muy buena, y el inicio lo fue. El equipo balear se estrenó en Son Moix ganando 2-1 al Espanyol con Hemed al frente. Las sensaciones positivas que dio ganar el primer partido, sumado a los buenos resultados cosechados en las siguientes jornadas, provocaba un ambiente muy positivo.

Sin embargo, la dinámica cambió y se descendió a Segunda. Pero nos tenemos que centrar en lo importante, en lo determinante que es empezar con buen pie. Recordemos de nuevo que el Mallorca no ha ganado su primer partido de Liga en estos tres años que lleva en Segunda. En la temporada 2013/14 se perdió 4-0 ante el Sabadell, en la 14/15 2-1 ante el Valladolid y en la pasada temporada 2-0 ante el Alcorcón. Vázquez ha calificado de máxima importante el hecho de empezar con 3 puntos, más aun teniendo en cuenta que el Mallorca juega en casa ante un recién ascendido: el Reus.

Empezar bien en Segunda es una de las cosas más importantes, estar en los puestos de arriba desde el principio crea una sensación muy distinta, una tendencia, un ambiente positivo y, sobre todo, hace tener una afición contenta e ilusionada. Por eso, el Mallorca debe comenzar una nueva temporada como hace tiempo que no hace, ir partido a partido y esperar que la dinámica positiva del equipo se traduzca en buenos resultados y, por consiguiente, en una buena posición en la clasificación.

Comentarios