At. Baleares 1   0 Valencia Mestalla
At. Baleares: Aulestia, David Prieto, Malik (Manu, 88′), David Sánchez (Enzo, 65′), Biel Guasp; Esteban, Cristeto (Marcel, 78′), Kike, Tete; Fullana, Jurado. Valencia Mestalla: Antonio; Nacho Vidal, Lato, Charly, Ayala (Javi Jiménez, 44′); Gregorio (Jordi Sánchez, 72′), Ariday, Quim, Rafa Mir (Alberto Gil, 65′); Carlos Soler, Nacho Gil.
Goles: 1-0: Malik (45′)

Los de Christian Ziege respiran después de exhalar cinco jornadas seguidas sin los tres puntos. Esta vez, en un Son Malferit lleno, pudieron cambiar una mala dinámica que ya estaba haciendo mella en el conjunto balear. Y la víctima derrotada fue ni más ni menos que el Valencia Mestalla, hasta ahora uno de los invictos de la categoría y que dobló la rodilla en tierras mallorquinas. Igualmente, después de la derrota del conjunto ché el pasado miércoles en la Premier League International Cup en Inglaterra y frente al Aston Villa (2-1), pudo pesar en los últimos tramos de partido haber jugado entre semana. Aunque los de Curro Torres salieron al verde blanquiazul proponiendo y dominando con superioridad a los locales en el que el asedio murciélago se estiró pasado el ecuador de la primera parte. Con Ariday y el joven Rafa Mir en los costados más Soler y Quim como volantes fabricaban cada dos por tres un acordeón de lado a lado en campo baleárico.

Disposición táctica inicial entre el Atlético Baleares y Valencia Mestalla
Disposición táctica inicial entre el Atlético Baleares y el Valencia Mestalla

Era tan claro el sometimiento de los visitantes que fue inevitable que llegarán las ocasiones. Le tocó a Mir una de las más claras para el filial valencianista, quedándose a las puertas mano a mano con el portero Aulestia pero el guardameta vasco aguantó y repelió a la perfección. Eran minutos complicados para el conjunto blanquiazul y la defensa, esta vez formada en el lateral por un Kike que no se doblegó en defensa, vivía los peores momentos insertada en los últimos metros de campo propio. Y es que únicamente el sosiego local y el provecho del balón llegaba a partir de libres directos colgados precedentes de disputas de Rubén Jurado y Tete, este último fue un incombustible con una actuación ascendente durante todo el encuentro.

REMATE Y GOL

Por tanto, el Baleares lo apostaba todo al libre directo al ver la carencia de posesión en manos del Mestalla. Pero, y a falta de cinco minutos para concluir la primera mitad, los de Ziege vivieron el momento más intenso del partido que empezó con una ocasión manifiesta de Rubén Jurado quedándose absolutamente solo ante el meta valencianista pero al andaluz se le hizo de noche. Entonces, en la siguiente jugada, y ya con un Baleares más adelantado, fue el turno de Fullana que, entre driblings, cayó dentro del área obstruido por Nacho Vidal aunque por asombro del público el colegiado ejecutó la falta fuera del área. No llevaría peligro el libre directo pero dos minutos más tarde otra pena a favor del conjunto blanquiazul en el lateral diestro –un mini córner- llegó a Malik en el área rival sin marca alguna y el alemán a falta de un minuto para el descanso la empujó y puso el 1-0 en el marcador.

Con la ventaja en la segunda parte, los blanquiazules empezaron a ser cada vez más protagonistas del partido y, en contra, los ché veían más lejos el área rival y sufrían el embiste local. Y es que el filial valencianista devaluaba de delante hacia atrás, ya que con el avance del Baleares los de Curro Torres perdieron el gran papel protagonista con el balón y con las acciones de ataque para que, y cada vez más con el paso de los minutos, entregar el encuentro por mérito de los locales y también por la caída física que sufrió el filial valencianista.

El ritmo decayó más en el lado visitante y, con una ventaja mínima en el marcador, no reprobaban los de Ziege dicha lentitud del partido. Aun así, en una jugada elaborada por Tete finalmente acabó con Rubén Jurado dentro del área rival por los suelos y un posible penalti donde el colegiado, con un arbitraje inestable, no apreció nada en la acción. Entonces en una acción ofensiva el atacante valencianista Ariday fue expulsado por doble amarilla y en ese momento el partido acabó por decaer en la balanza blanquiazul donde, quitando un disparo de Fullana de volea en la frontal del área, el partido lo amarró el Baleares y lo ató bien atado hasta el pitido final del árbitro.

Comentarios