Jornada en la Tercera Balear con algunas sorpresas, y sobre todo, con los equipos situándose en la clasificación.

El Felanitx de Jaume Mut es uno de los fijos en la zona alta, al menos a principio de temporada, y con el empate cosechado ante el Ferriolense de Álex Calero (2-2), se sitúa en la séptima posición. Un Ferriolense que rescató un punto en el descuento y que le permite seguir enganchado a la zona media después de un arranque no muy bueno.

Otro equipo situado en la zona de descenso es el Collerense de Álex López. Los de Ca Na Paulina volvieron a caer derrotados (4-2), esta vez ante el Binissalem en Can Fetis. El conjunto binissalemer remontó en diez minutos un partido que tenía perdido. De esta manera, los pupilos de Luis Espinosa vuelven a coger comba y suman nueve puntos.

El Poblense de Óscar Troya sumó su tercera victoria consecutiva (2-0) para situarse cerca de la zona de promoción. Los poblers recibían la visita de un recién ascendido, el Serverense de Quique Darder que dio la cara en un campo difícil, aunque la falta de acierto les impidió sacar algún punto del Municipal de Sa Pobla.

El goleador de la Tercera Balear, Sergio Cirio, decidió el derbi pitiuso en Sant Rafel (0-1). La UD Ibiza se llevó los tres puntos de su visita al Municipal de Sa Creu y continúa una semana más en zona de promoción de ascenso, aunque un poco más líder tras el ‘pincahzo’ del filial bermellón.

Golpe de autoridad del Son Cladera de Isidro Marín para romper la racha de tres derrotas consecutivas. Los palmesanos aprovecharon el factor campo para vencer al Esporles por un contundente 3-0. El conjunto dirigido por Andrés Llistó se sitúa en la novena posición y rompe una racha positiva de dos victorias consecutivas.

Y de un golpe de autoridad a otro. El Constància, que había tenido un arranque algo titubeante se repuso venciendo con claridad al Santa Catalina Atlético (2-5). Chus Seco, autor de un hat-trick fue uno de los más destacados del conjunto inquer, ya que consiguió remontar el partido en tan solo cinco minutos.

La primera derrota del Mallorca “B” ha sido en Manacor (1-0). El joven conjunto dirigido por Tato García impuso su buen juego y derrotó al filial mallorquinista que llevaba cinco victorias consecutivas. Los tres puntos significan el avance de posiciones del conjunto manacorí y la compresión de la zona alta. Tan solo separan dos puntos al primer y segundo clasificado.

Santanyí y Platges de Calvià firmaron tablas (1-1) en el encuentro que enfrentó a Sergio Tíscar y Carlos Martínez. El punto deja a ambos en la zona media baja de la tabla a tan solo un punto de distancia. Los santanyiners, recién llegados a la categoría han ido sumando puntos y ya son tres las jornadas sin conocer la derrota. Los calvianers ocho puntos, aunque todavía no han encontrado su racha de resultados.

El Petra de Diego Enri no saben lo que es puntuar en esta Tercera Balear. Esta jornada volvieron a caer derrotados ante el Alcúdia (2-1), aunque volvieron a marcar, hecho que no se daba desde la primera jornada frente al Ibiza Sant Rafel.

El Llosetense venció tras dos jornadas sin hacerlo frente a un Mercadal situado en la zona baja. Dos goles, uno de Sergi Rojals y otro de David Crespo sirvieron a los de Nico López para llevarse los tres puntos y situarse en la séptima posición con once puntos. En cambio, el conjunto menorquín continúa con una sola victoria en su casillero, los únicos puntos cosechados hasta el momento.

Comentarios