El partido ante el Atlético Saguntino supuso muchos golpes para el Atlético Baleares, pero el mayor golpe fue la lesión del centrocampista Xisco Hernández.

El jugador de 28 años tuvo un encuentro fortuito con un jugador de la entidad valenciana. La suerte no estuvo de parte del mallorquín y tuvo que salir en camilla del césped de Son Malferit. Todo parecía indicar que la lesión del jugador no sería para nada leve y así ha sido.

Tras las diferentes pruebas realizadas al jugador, el parte médico indica que el jugador padece una rotura-arrancamiento del músculo del bíceps femoral en su tendón que se inserta en la rodilla, una rotura del menisco externo y una lesión parcial del ligamento anterior cruzado.

Esta lesión dejará fuera de los terrenos de juego entre cuatro y seis meses aproximadamente. El jugador, que es muy importante, se perderá una gran parte de partidos durante esta temporada.

Comentarios