El Atlético Baleares de Armando de la Morena se ha enfrentado este domingo al Atlético Saguntino en un partido en el que los locales han encadenado otro encuentro sin ganar en casa y esta vez ha sido en forma de empate, otra vez.

Lo primero que sorprendió en la previa del partido fue la alineación: Armando de la Morena metió en el once a Xisco Hernández tras dos partidos siendo suplente. El partido ha comenzado de la misma manera que los anteriores vividos en el estadio blanquiazul. Un Baleares volcado y un Atlético Saguntino defendiendo a las mil maravillas y teniendo las ocasiones más claras de la primera parte. Granell ha sido el jugador más destacado de los visitantes y el futbolista que ha conseguido avanzar a los visitantes en el minuto 25. Posiblemente, el gol visitante no haya sido la peor noticia de la primera parte: Xisco se ha retirado en camilla tras una lesión que parece muy grave.

La segunda parte fue más de lo mismo. Los locales buscando una respuesta y los visitantes encontrando el premio. En el minuto 68, Marong hizo el segundo para los visitantes sólo diez minutos después de que Vallori entrara para situarse en la delantera junto a Gerard Oliva. Los locales se encontraron con un penalti a favor cuando hasta los aficionados se estaban marchando del estadio. Fullana lo transformó en el 75 y Gerard Oliva consiguió la épica a unos segundos del final del partido.

Pese a darle la vuelta a un partido que se ha había puesto muy cuesta arriba, el resultado es malísimo para el Atlético Baleares, que todavía no ha ganado en casa en esta temporada. Veremos qué hacen Messow y compañía con el cargo de Armando de la Morena, al cual hoy el público ha reprochado y pedido su dimisión. Mirar más hacia abajo que hacia arriba no era la idea a principio de temporada, pero, a día de hoy, es una dolorosa realidad.

Comentarios