Pol Roigé es uno de los cuatro jugadores que no salieron del club tras el descenso a Segunda B. El jugador catalán reconoce que no se arrepiente de dicha decisión y que está muy contento en la isla. Roigé empezó de titular indiscutible con Vicente Moreno, pero la irrupción de Ferran Giner y, en ocasiones, de Fernando Cano, ha mandado al catalán a ver los partidos desde el banquillo. Aun así, Roigé se encuentra con “confianza y con ganas de aprovechar las oportunidades que me de el míster”.

Pol Roigé: “Si hay una mala racha o un mal resultado todo seguirá igual y seguiremos unidos”

Ser líder, estar invicto y ganar al Elche, según Pol, ayuda a trabajar con mucha más tranquilidad durante la semana. Sin embargo, el jugador bermellón reconoce que el equipo no se puede dormir porque la temporada es muy larga: “No nos podemos dormir, tenemos que seguir trabajando duro e ir partido a partido para seguir arriba”. Además, para él, la clave del éxito bermellón reside en el buen ambiente del vestuario.

Para seguir arriba y seguir invictos hay que ganar el próximo domingo al Olot. Un rival que, para Pol, es muy complicado, sobre todo en su campo: “vamos con ganas de traernos los tres puntos. Seguro que es un partido difícil porque el Olot siempre se hace muy fuerte en su campo, un campo que es muy complicado”. También indica que a ganar se va a hacer de cada vez más complicado: “Todos los equipos que se enfrenten a nosotros tendrán el plus de querer ganar al líder invicto, jugarán todos con más ganas”.

Pol Roigé “No nos podemos dormir, tenemos que seguir trabajando duro e ir partido a partido para seguir arriba”

Pol es uno de los cuatro supervivientes del descenso a Segunda B, por ello explica las diferencias que ve en relación a ambas plantillas: “Este año todos estamos unidos. Hemos luchado cada partido y desde pretemporada estamos así. Así es el fútbol y el cambio respecto al año pasado es muy relevante. Antes esto era un infierno y ahora todo son alegrias. el fútbol es así. Hay que aprovechar este momento”.

Pol asegura, además, que el equipo está preparado para la primera derrota, aunque espera que nunca llegue: “Si hay una mala racha o un mal resultado todo seguirá igual y seguiremos unidos”. Por último, el jugador bermellón indica que la afición está jugando un papel muy importante: “Desde el primer momento han estado con nosotros, cada partido nos ayudan y eso marca diferencias”.

Comentarios