Atlético y Sevilla fueron los únicos que aprovecharon el tropiezo del líder en LaLiga. Real Madrid y Valencia no supieron ganar. Por abajo, mejora Las Palmas y sigue hundido el Málaga.

Falló el líder ante el Celta cuando menos se esperaba. Los gallegos realizaron un magnífico encuentro y se llevaron un punto muy valiosos. Lo peor para los catalanes fue perder a Umtiti y dejar la defensa ‘coja’ ante los exigentes encuentros de los próximos meses. Porque el francés va a estar dos meses de baja, mucho tiempo para uno de los mejores jugadores de la temporada hasta el momento. Iago Aspas fue un dolor de muelas para los culés hasta que apareció Messi y para poner un poco de cordura. Pero segundo tropiezo consecutivo del Barcelona, que tendrá que reinventarse antes de las vacaciones para coger impulso y mantener las distancias con sus seguidores. Todo parecía a punto para que el Valencia se colocara a tiro del liderato pero le entró el vértigo. Perdió en Getafe el partido y una oportunidad de oro para comenzar el asedio al líder. Oportunidades como ésta no se pueden dejar pasar porque quizá no vuelvan a producirse. ésta es la diferencia entre los grandes, que cuando necesitan la victoria la consiguen cueste lo que cueste. Paso adelante del Getafe, que se consolida en la zona media sin problemas y mirando más hacia arriba que hacia abajo.

Uno que aprovechó el error culé fue el Atlético, que a duras penas logró deshacerse de una Real Sociedad que dominó en la primera mitad pero que estuvo encerrada toda la segunda. Griezzman, antiguo jugador donostiarra, se reencontró con el gol al borde del final y dejó que los aficionados respiraran. Al Atlético le cuesta ganar pero sigue sin perder. Ya está por encima del Real Madrid, que no pasó del empate en el Nuevo San Mamés. Dominó los noventa minutos pero fue incapaz de batir a Kepa, posible portero blanco a partir de julio. Llegó mucho pero remató poco y mal. Cristiano sigue enfadado con el gol y nadie ha cogido su relevo. La falta de acierto está penalizando a un Real Madrid que no cuaja y que está atorado. Las figuras no deslumbran y el banquillo no termina de aportar. Zidane necesita un lavado de cara si quiere acercarse a LaLiga.

sumó los puntos, con cierta facilidad, el Sevilla ante un Deportivo que sigue abajo, al borde del descenso. Nolito abrió el camino y Ben Yeder lo cerró en la segunda mitad. Los sevillistas se han acostumbrado a ganar sin importar la calidad de su fútbol. Es lo que tienen los equipos que comienzan a hacerse grandes: ganan cuando juegan bien, mal o regular, casi por inercia. Y eso le está pasando ahora mismo al Sevilla, que sin bordar el juego suma y suma semana tras semana.

Pinchazo importante del Villarreal, que cayó derrotado ante el Leganés. Es verdad que los amarillos cuentan con muchas bajas aunque se pusieron por delante, sin embargo el conjunto ‘pepinero’ se hizo con los mandos del encuentro gracias a un fantástico Amrabat (cómo le echan de menos en Málaga) y consiguió darle la vuelta en la segunda mitad. El Leganés está a sólo un punto de Europa y hasta ahora es la revelación de LaLiga. Mientras, el Éibar ha cerrado una trilogía mágica con tres victorias en los tres últimos encuentros y con diez goles marcados. Los de Mendilíbar han comenzado a cerrar ante la portería rival además han echado el candado a la propia, encajando sólo dos goles en este período. Su mejoría es notoria y ya ha puesto tierra de por medio con la zona complicada. Su rival ayer, el Espanyol, baja mucho su rendimiento a domicilio. En su estadio es fuerte y fiable, pero lejos desaparece y lo está pagando.

No termina de levantar la cabeza el Málaga, que se dejó dos puntos frente al Levante que podían haberle acercado a los puestos de salvación. Lo intentaron los de Michel, que fue levemente pitado al final, pero su incapacidad ante el gol es manifiesta, así como la falta de calidad de una plantilla muy mal diseñada. Arnau fue cesado en septiembre, pero su trayectoria como director deportivo durante veinte meses ha sido nefasta. Y él tiene mucha culpa. Por su parte, el Levante suma como una hormiguita otro punto y se aleja del peligroQuien sí parece mejorar es Las Palmas, que se deshizo del Betis y sumó tres importantes puntos que le acercan a la salvación, que determina ahora mismo el Deportivo.

Esta noche concluye la jornada con el Girona-Alavés y con el debut de Abelardo como nuevo técnico vitoriano, ya el tercero desde que comenzó LaLiga. Apostaría por los catalanes, muy fuertes en su estadio, pero muchas veces tras un cambio de técnico suele llegar una victoria. Veremos si se cumple esta tradición.

Comentarios