El Atlético Baleares iniciaba la primera jornada del año ocupando puesto de promoción de descenso tras nueve partidos sin ganar. Sin embargo, su rival, el Villareal B arrancaba como segundo clasificado después de despedir 2017 con tres victorias consecutivas y nueve partidos sin perder.

Era de prever que sería un partido difícil para los de Horacio y ya desde los primeros minutos se vio como el Villareal, sin conseguir intimidar a Aulestia, tenía posesiones de balón muy largas. En el minuto 26, Fullana forzaría la tarjeta amarilla para cumplir el ciclo antes de ser sustituido por Julio Delgado al no encontrarse en buen estado. Minutos más tarde el Baleares tendría la más clara de la primera parte con una jugada de dos fichajes del mercado de invierno, Hugo Díaz y Canario, pero el primero no conseguiría encontrar puerta.

Parecía un partido que se iría con tablas en el marcador al descanso pese a la superioridad en el campo del submarino amarillo. Pero en el minuto 40 caería el primero del Villarreal B. Tras un pase de la muerte de Dalmau, Darío no perdonaría y desharía el empate.

Comenzaría la segunda parte muy fuertes los locales. Esto se transformó en el minuto 47 en un chute desde fuera del área de Dalmau que Aulestia pararía, pero el rebote seria aprovechado por Mario para poner el 2-0 en el marcador. Pocos minutos después, Dalmau culminaría su partidazo con un gol de penalti en el minuto 61 que pondría el 3-0 en el marcador.

Con este resultado más que cómodo para los locales y muy difícil de remontar para el Baleares poco más se vería en el partido. Tan solo destacaría una gran ocasión de gol de Kike en el minuto 72 y un gol anulado en el 76′ a Simon tras un gran pase de Morlanes. Dura vuelta al trabajo del Baleares que suma la décima jornada sin llevarse los 3 puntos.

Comentarios