Faltan escasas dos semanas para uno de los partidos más esperados de la temporada. El Atlético Baleares visitará Son Moix el próximo 21 de enero para jugar ante el líder de Segunda B y eterno rival: el Real Mallorca. Un partido que se espera más vistoso que el que se produjo en la primera vuelta y que terminó con un pobre empate a cero. En dicho partido el Baleares fue claramente superior a los bermellones, veremos qué pasa en dos semanas.

En el Mallorca Reina, Abdón y Pol Roigé se perderán el derbi si ven una amarilla. El Baleares, por su parte, se lo perderían Oliva o Guasp.

Consecución de derbis baleares. Dos mini derbis antes del derbi. Mallorca y Baleares jugarán derbis antes del partido más esperadosa para los mallorquines. El Mallorca viajará hasta Ibiza para jugar ante una crecida Peña Deportiva (que ganó 0-1 en casa del Formentera la pasada jornada) y el Baleares, por su parte, jugará ante el mencionado y necesitado Formentera. Pero en los partidos del próximo fin de semana, el derbi palmesano estará muy presente.

En el Mallorca Reina, Abdón y Pol Roigé se perderán el derbi si ven una amarilla. El Baleares, por su parte, se lo perderían Oliva o Guasp. Por ello, tener cuidado para no perderse el encuentro más esperado en Son Moix, los jugadores tendrán que tener un cuidado extremo. Las bajas que tienen ambos equipos también son más que relevantes e importantes para el partido. Lago Junior y Ferran Giner son los nombres más destados y determinantes que se perderán el derbi por parte del Mallorca. La baja de Xisco Hernández por parte del Baleares también es relevante.

Un partido que se espera más vistoso que el que se produjo en la primera vuelta y que terminó con un pobre empate a cero.

Las dinámicas de ambos equipos son negativas. Teniendo en cuenta que aún falta un partido antes del derbi y que puede ser clave para ver cómo llegan los dos conjuntos, a día de hoy, vienen con malas sensaciones. Uno lleva cinco partidos sin ganar y, aunque sigue líder invicto, tiene unas sensaciones malas en cuanto a juego y gol. El Baleares, por su parte, no sale su mala dinámica. El cambio de entrenador no ha tenido un efecto positivo y juega con entrar en puestos de descenso.

Con todo ello, se espera con ansías el derbi en Son Moix. Ganas de ver de nuevo ver a los dos equipos de Palma enfrentándose. Ganas de ver un buen partido y, sobre todo, ganas de ver Son Moix lleno para animar a los equipos de baleares.

Comentarios