Cinco partidos como local por cuatro como visitantes son el calendario que le queda pendiente al Atlético Baleares en busca de la salvación.

Las próximas tres jornadas de liga van a marcar en gran medida el devenir del Atlético Baleares esta temporada. Mientras este fin de semana el conjunto entrenado por Mánix Mandiola visita a todo un rival directo como es el Peralada, las dos siguientes jornadas se jugarán en Son Malferit. Oportunidad de dar un golpe sobre la mesa, ya que además se recibe a otro rival directo como es la Peña Deportiva, y al Hércules, un equipo que mira por la zona alta pero con muchos fallos en su expediente de temporada. A seis puntos de la salvación directa, los próximos nueve se pueden antojar básicos.

Otros tres partidos tiene por delante el equipo balearico en su estadio. Los tres rivales son el Ontinyent, equipo que ahora mismo se encuentra a seis puntos de la promoción de ascenso, y el Alcoyano y Ebro, dos equipos que puede que lleguen a dichas jornadas sin mucho en juego. Sin embargo, los de Alcoy no se pueden despistar, pues solo tienen dos puntos sobre el Olot, equipo que ahora marca la salvación.

Atlético Saguntino, Llagostera y Cornellà son las otras tres visitas que le faltan al Atlético Baleares. Los valencianos se encuentran en zona media, y teniendo en mente ahora mismo la posible clasificación para la final de Copa Federación. Los gerundenses son ahora mismo un rival directo por la salvación. Ahora mismo el Llagostera se encuentra en posición de promoción de descenso. Por otro lado, el equipo de la provincia de Barcelona se encuentra en una posición totalmente contraria. Cuarto clasificado, con un margen de cuatro puntos sobre el quinto.

Rivales que le faltan al Atlético Baleares

Comentarios