El Real Mallorca ha sumado un punto en el Martínez Valero. Un punto que sabe a oro. Los locales tuvieron infinidad de ocasiones para llevarse el partido, pero las imprecisiones y las buenas paradas de Manolo Reina, dejaron el marcador a cero. El Mallorca, además, terminó el partido con nueve jugadores tras las expulsiones de Álex López y Javi Bonilla.

De más a menos. El Mallorca empezó bien el partido. Los bermellones se acercaban de forma peligrosa al área local. Mantenían la posesión y combinaban bien gracias a otro gran partido de Salva Sevilla en el centro del campo. Los locales buscaban la contra, y casi marcan en una. Mano a mano con Reina que al final se queda en nada.

El Elche tuvo sus minutos buenos. Los ilicitanos conseguían llegar, poco a poco, a la portería del Mallorca pero sin crear un claro peligro. En ese toma y daca, Bustos tendría una ocasión muy clara para adelantar a los bermellones. La primera parte terminaba con un Elche volcado en ataque y con varias ocasiones que no supieron materializar.

Justo de la misma forma empezó la segunda parte. Los locales empezaron mucho mejor que los bermellones. Los papeles se habían cambiado y, quien llevaba la batuta del partido, eran los ilicitanos. Nino tuvo muy cerca el 1-0, pero su disparo se marchó fuera por poco. Sobre la hora de encuentro empezaron las faltas y las jugadas polémicas. Una de dichas jugadas, que terminaba con un posible penalti para el Elche, provocaría la expulsión del entrenador local, Pacheca.

Ya en los minutos finales, Kaba tendría dos ocasiones clarísimas de gol. Con un Mallorca encerrado en su campo, además, llegarían las dos expulsiones. Ambas por doble amarilla. Álex López y Javi Bonilla no podrán jugar el próximo partido en Son Moix ante el Olot. Raíllo, que se retiró tras sufrir un duro golpe, se convierte también en duda. Este punto, aun así, deja unas buenas sensaciones y, casi de forma definitiva, sellada la clasificación para el play-off de ascenso.

Comentarios