Cuatro equipos en tres puntos marcan la zona baja de la clasificación, donde dos caerán a tercera división.

El Formentera es el que parte en peor posición de los cuatro equipos. A tres puntos de la salvación, todo lo que no sea ganar este fin de semana al Deportivo Aragón, probablemente le condenaría al descenso de categoría. En su haber, el hecho de enfrentarse a un rival que tan solo ha sumado 20 puntos y poder hacerlo en Sant Francesc. La victoria este fin de semana es vital para llegar a la última jornada con opciones en su visita a un Peralada que está a un punto de salvar la categoría matemáticamente.

En claro ascenso pero en posición aun de promoción de descenso llega el Atlético Baleares a la disputa de los puntos definitivos. Solo una derrota en los últimos ocho partidos, esta semana toca visitar al cuarto clasificado, el Cornellà. Caer derrotado no es una opción, a pesar de que no sería definitoria, estando empatado a puntos con la primera plaza de salvación. Puntuar se antoja clave para la última jornada, que podría ser de infarto, recibiendo al quinto clasificado, el Ebro.

Situación contraria la del Atlético Saguntino. Once jornadas sin ganar acumulan los valencianos, que tienen una complicada salida a Alcoy, donde en caso de no ganar podría incluso perder la categoría. Victoria obligada para los de Sagunto este fin de semana, que han de recibir en la última jornada a un Cornellà que se jugará el Play Off.

Parte con ventaja el Llagostera, fuera del descenso, aunque empatado a puntos con el equipo que ocupa la plaza de promoción de descenso. No ganar en casa ante el Ontinyent podría colocar a los gerundenses en descenso para encarar la última jornada. Situación crítica para visitar la última jornada el Rico Pérez herculano.

Quien no se puede tampoco confiar es el Olot. Cuenta con un punto más que Llagostera y Atlético Baleares, pero esta jornada podría caer a promoción de descenso si perdiese en su visita al Lleida Esportiu, equipo que está en plena lucha por la promoción de descenso. Dos partidos complicados les falta a los de la Garrotxa, pues la última jornada el Elche visitará el estadi Municipal de Olot jugándose posiblemente la segunda plaza.

No hay que olvidarse tampoco de la Peña Deportiva. Matemáticamente el equipo aún no está descendido, pero aunque ganase al Ebro, el equipo ibicenco podría caer definitivamente a tercera división. Todo lo que no sea ganar al quinto clasificado supondría el descenso definitivo sin esperar resultados de terceros. Para complicar la situación, la última jornada reciben al segundo clasificado, el Villarreal B.

Comentarios