El Mallorca B cayó por un gol a cero ante el Atlético Sanluqueño en su visita a El Palmar y es consciente de que necesita remontar si quiere seguir vivo en la fase de ascenso a la Segunda División B.

Pese a intentarlo, los chicos de Pepe Gálvez no lograron perforar la meta del portero Diego García y el equipo andaluz mereció una renda más amplia al finalizar el encuentro. Jugadores como Antonio Jesús, Mawi y el propio Güiza fueron un quebradero de cabeza para la defensa bermellona, que a duras penas logró parar las acometidas del rival a lo largo del partido.

El técnico bermellón, Pepe Gálvez, ha reconocido lo importante que es el calor de la afición para estos partidos: ” a ver si se anima un poco al afición y nos ayuda a superar la eliminatoria. Los números en casa han sido muy buenos y soy optimista de cara al partido”.

El entrenador del filial mallorquinista tiene claro que jugará igual que lo han hecho a lo largo de la temporada: “vamos a ser fieles a nuestro estilo y jugar como siempre. Lo más importante para ellos y para nosotros es ascender. No es lo mismo jugar en Tercera que en Segunda B.

El Atlético Sanluqueño, por su parte, viaja a la isla balear con la intención de defender el resultado cosechado en la ida de la eliminatoria e intentar ampliarlo. El delantero Dani Güiza, pichichi de Primera división en la temporada 2007/2008 con 27 goles, volverá a lo que fue su casa durante siete largos años.

El equipo andaluz es consciente de que visitan un campo prácticamente inexpugnable, por lo que intentará frenar a los delanteros Pascual y Enzo como sea.

Hay ganas de remontada en Son Bibiloni. El filial mallorquinista no puede volver a fallar si se quiere plantar a la final de la eliminatoria. Empieza la cuenta atrás.

Comentarios