El Atlético Baleares disputó ayer su segundo partido de pretemporada en tierras murcianas, logrando un empate que sabe a derrota por cómo transcurrió el partido. Mandiola no ocultó su malestar en el post partido y Marcos De la Espada, el mejor jugador del partido con un doblete, fue expulsado por agresión.

Gran inicio

El conjunto balearico se enfrentaba a una selección de la asociación de futbolistas españoles, y el técnico Manix Mandiola decidió variar el once inicial para dar descanso a los que fueron titulares en Pinatar Arena. Miquel Amengual partió de inicio en la portería y el míster decidió alinear una línia de cuatro defensas probando con Miquel Guasp y Carlos Expósito en los laterales. De la Espada se erigía como principal referencia en ataque y poco tardó en abrir la lata. Tras unos primeros minutos de tanteo poco a poco el conjunto blanquiazul se fue apoderando del dominio del balón. En el minuto ocho Marcos De la Espada logró anotar su primer gol con la camiseta blanquiazul con un soberbio golazo prácticamente desde medio campo, y la maquinaria del equipo balear parecía que empezaba a carburar.

Fotografía de GuiemSport

En los últimos compases del primer tiempo el ex del Atlético Saguntino Nuha pudo anotar el segundo, pero el delantero falló un mano a mano ante el portero Gorka. Se llegaba al descanso y el Baleares ganaba por la mínima en Murcia. Manix Mandiola decidió variar su once y llegaron una gran cantidad de cambios para dar minutos a otros jugadores. Villapalos, Nuha, Expósito, Fullana y Nacho se retiraron del terreno de juego y entraron en su lugar Vega, Kike, Adri, Pedro y Canario. Tras cinco minutos de juego el ex delantero del Nàstic de Tarragona volvió a culminar una gran obra de arte. El de Pollença logró anotar el segundo con en su cuenta particular de vaselina, y el encuentro parecía ya sentenciado.

Tangana y finalmente el empate

Corría el minuto 61 y una falta de un rival a De la Espada provocó que este se encarase y acabase agrediendo al jugador rival. El árbitro no dudó en expulsarlo, y Manix se desgañitaba en el área técnica por esa acción. Con uno menos el Atlético Baleares se hecho atrás, y el conjunto AFE lo aprovechó para lograr recortar distancias por medio de Carlos Rodríguez en el minuto 84. El Baleares aguantaba como podía los ataques de su rival, y cuando el encuentro ya agonizaba Álex Cruz de bolea logró marcar el segundo y empatar en el luminoso.

Fotografía de GuiemSports

Mandiola no pudo ocultar su malestar una vez concluyó el encuentro: “Hemos tenido un poco de todo: buen acierto en los goles, pero nos hemos enredado sin sentido y nos hemos quedado con diez, cosa que me asquea siendo un amistoso”.

Así las cosas, el Atlético Baleares suma su segundo empate consecutivo en tierras murcianas a falta de poco menos de un mes para que de comienzo la liga. Aún hay muchas cosas por pulir, pero también queda tiempo para arreglarlo y empezar con buen pie la liga.

 

Comentarios