Las llegadas de Carlos Castro, Buenacasa y Stoichkov aumentan la competencia en una parcela donde Álex López y Abdón Prats mostraron un gran rendimiento la pasada temporada.

El delantero centro, killer o goleador es una de las posiciones más importantes de cualquier equipo de fútbol. En este deporte se gana marcando goles, y por ello es la posición más cotizada en el mercado. De hecho, los equipos que pelean por estar en la zona alta de la clasificación siempre cuentan con un goleador en sus filas que le asegure una cifra cercana a los 20-25 goles.

Uno de los problemas que ha sufrido el conjunto bermellón durante su estancia en la categoría de plata del fútbol español ha sido su falta de gol y su deficiencia a la hora de acertar en los fichajes en la parte ofensiva. Por tanto, la dirección deportiva no quiere repetir los errores del pasado y ha decidido reforzar esta parcela con tres futbolistas.

Carlos Castro, la gran apuesta

El atacante asturiano es, hasta el momento, el fichaje estrella del equipo. Castro es un delantero de 23 años proveniente del Sporting de Gijón. Bautizado por algunos como el heredero del “Guaje Villa”, no ha acabado de explotar todo su potencial y llega a la isla con ganas de mostrar toda su calidad y goles. Llegó a jugar con la selección española sub-21 pero no tuvo la continuidad esperada.

El Mallorca es consciente de que es un jugador capaz de dar su mejor versión y aportar una gran cantidad de goles al equipo. La dirección deportiva ha depositado una gran confianza hacia al futbolista, el cual se considera que debe ser el referente de este nuevo Mallorca 2018-2019.

 

Buenacasa y Stoichkov, con ganas de triunfar

Ambos jugadores llegan al Real Mallorca tras realizar una gran temporada en la Segunda División B.

Buenacasa aterriza en Son Moix avalado por su gran campaña en el Barakaldo, donde anotó 14 goles y se convirtió en una pieza fundamental del equipo. El atacante de tan solo 22 años atesora una gran calidad técnica y ha pasado por las mejores canteras del fútbol europeo como la del FC Barcelona o la Juventus.

Por su parte, Juan Diego Molina “Stoichkov” procede de la Balompédica Linense, donde anotó 10 goles en 36 encuentros disputados. A diferencia de Buenacasa y Carlos Castro, Stoickhov no es un delantero centro puro, sino un atacante creativo, capaz de soprender a través de su desborde y su inteligencia táctica.

En definitiva, tres atacantes que aterrizan en el club mallorquinista con muchas ganas de triunfar y con toda su carrera futbolística por delante

Comentarios