Málaga  0  0 Mallorca
Málaga:Munir; Iván Rodríguez, Luis Hernández, Diego Glez, Ricca; Boulahroud, Adrián, Renato Santos, Ontiveros; Harper, Héctor Hernández. Mallorca: Reina (min.75, Parera); Fran Gámez (min.75, Arroyo), Xisco Campos, Raíllo (min. 58, Russo), Salva Ruiz (min.68, Bonilla); Pedraza (min. 46, Baba), Salva Sevilla (min.46, Faurlín), Dani Rodríguez (min.18, Stoichkov (min.80, Moyita)) ; Lago Junior (min. 58, Giner), Valcarce (min.68, Aridai), Álex López (min.68, Abdón).
Incidencias: Entrada pobre en el partido de pretemporada disputado en el Estadio Municipal de Marbella

El choque estival comenzó con 25 minutos de retraso. El motivo: el árbitro no hacía acto de presencia. Fantaseo y me imagino a él y sus compañeros en una terraza pija de Puerto Banús, caipirinha en mano, pasando voluntariamente del partido. Para recordarnos, de alguna manera, que el amateurismo no nos queda tan lejos. Y alguién, con una agenda de contactos integrada con más de un colegiado, nos devolvió a la maldita realidad. Como quién llama a un colega a última cuando falta uno para completar los equipos de la pachanga estival (por qué siempre falta uno), el partido salió adelante.

Vicente despejó una incógnita más en cuanto al esquema: volvió a alinear en 4-3-3 en detrimento de su 4-4-2 más clásico. Así, tiene la posibilidad de juntar a Salva Sevilla y Dani Rodríguez, que se retiró con molestias musculares, por delante de Pedraza, buscando aupar al equipo más arriba en campo rival y mejorar la fluidez con el balón. La primera parte fluyo sin demasiada clarividencia y con menos sobresaltos. Tan solo Lago y Ontiveros, por cada bando, pusieron en entredicho la seguirdad de Reina y Munir, quién soprende que siga sin dar el salto a primera división. Álex López se mostró ausente, tal vez debido a que su trabajo no es autosuficientemente peligroso. El trabajo de Álex brilla cuando puede compenetrarse con otro delantero, que se nutra de su juego de espaldas y su presencia física. Tal vez Castro o Abdón, aún siendo muy diferentes entre si, serían más adecuados para ejecutar este nuevo plan de Vicente.

Tal vez, Álex López no sea el más indicado para jugar en 4-3-3.

La segunda mitad poco cambio. Pero Moreno nos dió una cucharadita de algo más parecido a su esquema tradicional. Con la entrada de Baba y Faurlín, formó doble pivote, aprovechando la capacidad del canterano para abarcar campo, y acercó a Stoichkov junto a Álex, y luego Abdón. Gámez gozó de una de las ocasiones más claras del partido, llegando desde atrás, pero no fructiferó. El equipo fue cambiando porgresivamente, al completo, exceptuando a Xisco. El central no tiene asegurada la titularidad con el acecho de Russo y la imperativa necesiadad de incorporar otro central, pero esta cuajando una pretemporada en su línea de seriedad y seguridad.

Con una última prueba en la recámara, el sábado, ante el Alcorcón, en el Trofeu Ciutat de Palma, el Mallorca se planta a escasos once días de volver al fútbol porfesional. A expensas de alguna salida, la dirección deportiva y Vicente deberán trabajar sin descanso para incorporar a un cuarto central y a un delantero de garantías goleadoras, registro que les falta a los tres en nómina, si no quieren sufrir más de la cuenta.

Comentarios