Tras la sufrida victoria que el Atlético Baleares logró la semana pasada ante el Alcoyano, la nave blanquiazul viaja a Egea de los Caballeros para prolongar su racha positiva. La perla del Tottenham, Samuel Shashoua, ya ha recibido el transfer desde Inglaterra, por lo que podría jugar si Manix Mandiola lo considera oportuno.

El rival del conjunto balear será la SD Egea, equipo recién ascendido que está siendo una de las revelaciones del campeonato. El equipo aragonés logró tumbar en el Mini Estadi al Barça B, y se encuentra en la zona tranquila de la clasificación. Un rival peligroso que no pondrá las cosas nada fáciles.

Subirse a la ola

Tras un meritorio empate en el estadio de Castalia, el conjunto balear logró su primera victoria en Son Malferit. Tres puntos, por cierto, que la pasada campaña equipo mallorquín no consiguió hasta la segunda vuelta ante el Formentera en casa. Las aguas vuelven a su cauce en el equipo de Ingo Volckman, y desde la llegada de Manix al equipo no conoce la derrota en su feudo.

Ahora el equipo quiere aprovechar la buena dinámica que hay en el vestuario para seguir sumando puntos y no bajarse de esta ola de optimismo.

Francesc Fullana y Biel Guasp, capitanes del equipo e ídolos de la hinchada blanquiazul, han hablado sobre la importancia de esta primera victoria en casa.

El gol de Fullana brindó la primera victoria de la temporada, y el capitán del equipo es consciente del objetivo del equipo: “al final lo que quiero es que el equipo suba para arriba, y estar entre los cuatro primeros para poder jugar la promoción de ascenso. Tenemos que ir domingo a domingo, jugada a jugada. Este año hay clubes grandes que querrán estar entre los cuatro primeros: Sabadell, Alcoyano, Hércules, el filial del Barça y Villarreal… tendremos que afrontar todos los partidos como una final. Esperemos estar a falta de pocas jornadas para finalizar el campeonato con posibilidades”.

Fotografía del Atlético Baleares

Biel Guasp, otro de los capitanes del equipo y pieza clave en el vestuario, también opinó sobre la importante victoria lograda en casa: “el año pasado nos costó mucho ganar el primer partido en Son Malferit. Hemos de ser conscientes de los fallos que hicimos el año pasado, y no repetirlos”.

Un lobo con piel de cordero

La Sociedad Deportiva Egea se estrena en la división de bronce tras lograr el ascenso el año pasado. Pese a caer por la mínima en el Municipal de Egea en la primera jornada ante el Conquense, los ejeanos dieron la campanada la pasada jornada venciendo al Barça B en su feudo. El entrenador del equipo, Guillermo Fernández, intentará parar los pies a los baleares, que vienen con los aires renovados tras este buen inicio liguero.

Se avecina un partido tenso, con dos equipos optimistas y tres puntos en juego. La batalla está servida.

 

Comentarios