Manix Mandiola ha comparecido ante los medios de comunicación tras el entrenamiento del viernes, previo al partido del domingo ante el Conquense:

“Los puntos valen igual en casa que fuera, jugamos ante nuestra afición y nos conviene darle una alegría a nuestro público, creer en nosotros mismos y volver a la senda del triunfo. El Conquense es un rival motivado, está en una nueva categoría para ellos y la dificultad será la misma. No hay rival fácil. En defensa este equipo ha sido sólido, tenemos piezas del mismo nivel que el año anterior, tenemos que ajustarlas bien porque en partido se penaliza más que en pretemporada y no hemos sabido administrar las ventajas. En ataque creamos más que la temporada pasada, ofensivamente mejores. No es fácil aunque sepas el diagnóstico de dónde está la fuga no hace que subsane rápido, sabemos lo que tenemos que mejorar pero no dónde está la pócima que nos traiga de la noche a la mañana resultados. Hemos estado a punto de ganar todos los partidos, incluso en Castellón, contra el Sabadell perdimos justamente porque ellos hicieron bien su trabajo pero tuvimos con el empate una muy clara para ganar. Siempre hemos estado cerca de ganar, pero los resultados dicen que tenemos que mejorar. Si fuera el último partido de liga y tuviéramos bajas podría convocar a Adri Hernández, porque tiene el alta y está entrenando bien pero le falta ritmo, si no hay debacle de gripe masiva no irá convocado. El resto están todos. No todo el mundo se adapta rápido, a Yelko le cuesta más que a Samuel, no se ha mostrado todavía en su mejor versión, pero en el momento que lo dé, porque su historial de clubs dice que tiene mucho, lo utilizaremos”.

Comentarios