Tras la victoria de ayer ante el Oviedo en Copa, los futbolistas menos habituales demuestran que tienen calidad y ganas para competir por un puesto en el once titular de Vicente Moreno.

El RCD Mallorca se impuso por un gol a cero al Real Oviedo, y lo hizo con una alineación plagada de suplentes. A excepción de Fran Gámez, los diez futbolistas que saltaron al césped de Son Moix habían gozado de pocos minutos durante los cuatro partidos que el conjunto bermellón ha disputado en La Liga 123. Sin embargo, la falta de ritmo de competición no se apreció en ninguno de los jugadores, los cuales hicieron ver a Vicente Moreno que estos también están muy capacitados para tener un papel importante en su proyecto.

Ilusión por los recién llegados

Los fichajes aterrizados este verano mostraron sus credenciales para ser presente y futuro en el Real Mallorca. La pareja de centrales formada por Franco Russo y Martin Valjent rindió a un gran nivel, con el eslovaco como líder en el eje de la zaga. Pervis Estupiñán también dejó una buena imagen en el lateral izquierdo. Por su parte, Juan Diego Molina Stoichkov volvió a mostrar grandes destellos de su calidad y cada vez se le ve más preparado para hacerse con un hueco en los planes del técnico valenciano.

Vicente Moreno, estratega

El preparador de Massanasa ha emergido como figura imprescindible en el proyecto mallorquinista. Moreno ha conseguido lo que muchos entrenadores ansían, y es que todos sus futbolistas están enchufados y con ganas de comerse el césped a pesar de la falta de continuidad y minutos. De hecho, no existe ningún jugador que esté disgustado o haya tenido malas palabras hacia su entrenador.

En definitiva, el Mallorca dispone de una plantilla amplia, con diferentes alternativas y mimbres para competir en la categoría de plata del fútbol español.

 

 

 

Comentarios