Tras cinco partidos seguidos sin conocer la derrota, el Atlético Baleares ha caído 2-1 en el campo del Villarreal B. Recordemos que el Baleares llegaba quinto, empatado con el cuarto, Barça B, en racha tras los dos triunfos seguidos en casa ante Olot y Ontinyent. Las sensaciones eran buenas y Manix Mandiola ya avisó en la previa que quería ganar el partido a toda costa. El entrenador vasco sorprendió con su once titular con tres novedades y con un cambio de sistema. Mandiola apostó por un sistema 3-4-3 y dejó a Vallori por primera vez en el banquillo esta temporada después de haber jugado todos los minutos.

Todos esos cambios parecían justificarse con el gol de Sam Shashoua. El jugador inglés, que combinaba con Canario, quien le hace una maravillosa dejada dentro del área pequeña, le permitió marcar el 0-1, la tercera diana de Sam esta temporada. El partido empezaba de manera inmejorable para los intereses blanquiazules. Incluso los visitantes pudieron marcar un segundo tanto. En el minuto trece está a punto de llegar el 0-2. Robo de balón en la salida del Villarrreal, Canario deja a Marcos que hace una gran asistencia a Samuel y su rosca buscando la escuadra se va alta. Un minuto más tarde, rozando el cuarto de hora de partido, llegaría el empate. Pase largo hacia Villa que controla de tacón y haciéndose un autopase para superar a Vega en carrera y asistir a Samuel, que recorta desde el segundo palo y bate al palo corto a Carl (1-1). La primera parte no tuvo dominador claro, los dos equipos quisieron tener la posesión y ambos tuvieron ocasiones para irse al descanso por delante en el marcador.

En la reanudación el Villarreal dio un paso adelante. Pero encontró en todo momento una defensa muy bien plantada. El submarino amarillo tocó mucho el balón y mantuvo la posesión, desgastando mucho al Baleares. En el 52 llegaría una clara ocasión de Rubén, el delantero local, quien chuta rozando el palo tras una buena jugada de Samuel, con recorte incluido. El Baleares también tuvo la ocasión para adelantarse, pero el disparo De la Espada rozó el palo. En los últimos veinte minutos llegaría el 2-1 en una buena jugada colectiva local con un pase en profundidad a la espalda de los centrales que permite a Samuel encarar solo a Carl y batirlo. El Baleares lo intentó todo para empatar, pero pese a buscar la igualada, quien más ocasiones tuvo fue el Villarreal a la contra con dos manos a manos de Samuel que salvó Carl. Derrota tras cinco partidos invicto.

Comentarios