Atlético Baleares y UD Ibiza vencieron en sus respectivos partidos del fin de semana en los Grupos III y IV, respectivamente, en Segunda B. El equipo de Manix Mandiola ya se instala en los puestos altos de la clasificación y roza con la yema de los dedos los puestos de play-off. Por su parte, el Ibiza consigue respirar por fin. Tras dos derrotas consecutivas los de Andrés Palop vencieron 4-0 al Marbella con el claro objetivo de dejar atrás los puestos de descenso.

Son Malferit vivió una nueva victoria. 2-1 ganaron los balearicos al Ontinyent con, una vez más, Sam Shashoua como claro protagonista -haciendo revivir de nuevo la famosa frase de Casablanca-. Nada más comenzar el partido los locales ya anotarían el primer gol. Vallori conseguía el 1-0 en el bote de una falta lateral y con un cabezazo estrenaba el marcador. El Baleares dominó toda la primera parte y debió irse al descanso con el partido sentenciado, pero el portero visitante, Cravioto, paró los disparos de Sam y Nuha, entre otros. Ya en la segunda mitad, Sam marcó el -parecía- definitivo segundo gol. Sin embargo, el Baleares sufriría hasta el final. A falta de 20 minutos el Ontiyent marcó de penalti, pero los visitantes no tuvieron otra ocasión para empatar.

Los jugadores de la UD Ibiza celebrando un gol del partido ante el Marbella.

En la isla ibicenca Palop consiguió su primera victoria como entrenador de la UD Ibiza ante el Marbella. Partido bastante plácido para los locales. Apenas transcurridos diez minutos de juego los ibicencos ya ganaban 2-0 con goles de Cirio y Rodado. Éste último anotaría un doblete. El cuarto gol fue obra de Serra. El Ibiza de Palop deja atrás la racha de dos derrotas consecutivas y buscará alejarse lo máximo posible del descenso.

Comentarios