Tras una pretemporada completa y una inoportuna lesión, Sergio Buenacasa está volviendo a los terrenos de juego progresivamente. Se encuentra recuperado y “muy feliz de volver con el grupo”. “El míster me ha dado la confianza de ir teniendo minutos. Estoy reecontrandome y lo mejor lo tengo aún por dar”. Ante la lesión de uno de los mejores jugadores del momento, Aridai, se le abre una puerta a la titularidad: “si tengo la suerte de que el míster me de esa confianza intentaré aprovecharla al máximo y ayudar al equipo”. La adaptación física al equipo y a la categoría, Sergio no está teniendo problema: “cada jugador tiene que adaptarse a esta situación física”.

“Nos va a costar y va a ser difícil, como cada partido”

“El Reus es un equipo duro, que no está pasando por un buen momento y tiene urgencia de ganar. Eso es peligroso para nosotros”, afirma el maño respecto a su futuro rival. El Reus, pese a encontrarse en una situación muy delicada, tanto en lo deportivo como en lo institucional, sigue teniendo armas suficientes para hacer sufrir a cualquiera: “tendremos que hacer muchas cosas bien para sumar“.

Él abrió la veda de la más reciente moda en el Mallorca: las lesiones. Aridai ha sido el último en caer y, pese a que ello le abre una puerta, Buenacasa se muestra preocupado: “estamos sufriendo un calvario. Es duro ver a compañeros caer, yo lo sufrí el primero”. No tan solo eso, sino que están siendo bajas por motivos poco comunes en el fútbol: “son lesiones raras de ver, estamos teniendo mala suerte. Aún así, el equipo se está sobreponiendo a ello y es positivo”.

Comentarios