Maheta Molango y el RCD Mallorca han presentado esta mañana el vino de la entidad balear. Un acto que ha dado pie a que el CEO del club bermellón atendiera a los medios de comunicación tras varios meses sin hacerlo. Molango, que haciendo un símil con el vino, ha admitido que el Mallorca mejorará con el tiempo “como el buen vino con la línea de la maduración está demostrando”. El suizo también ha explicado, entre otras cosas, que la posibilidad de mejorar la plantilla en el próximo mercado invernal es complicado: “Sabemos que en el mercado de invierno es difícil conseguir algo que cambie el rumbo del equipo. Confiamos en los que están y no esperamos milagros en diciembre”.

Lago Junior y Vicente Moreno, dos piezas claves que requieren una renovación para no tener que decirles adiós en un período corto de tiempo. Sobre el técnico valenciano, Molango ha recordado que tiene contrato en vigor y que no hay prisa en renovarlo. De Lago Junior, a quien le han salido muchas novias -el Espanyol es uno de los equipos que sigue al costamarfileño-, Molango solo ha comentado que “si se paga la cláusula de alguno de los futbolistas será porque se quiere ir y no podremos hacer nada, pero no percibimos que nadie quiera marcharse en enero“.

Sobre la Segunda División, Molango explica que todos los equipos se están autoexigiendo más de lo normal para conseguir resultados positivos: “Por eso ha habido ocho despidos. Sabíamos que con tantos equipos con pasado en Primera División, habría autopresión”. Por último, el CEO bermellón también ha comentado la situación interna del vestuario, centrándose en los jugadores que llegaron en verano y no cuentan mucho para Vicente Moreno: “Todos los que llegaron sabían que había jugadores de Segunda en Segunda B y que no tendrían fácil entrar en los planes del míster”.

Comentarios