El Mallorca disputará esta semana la decimoquinta jornada de la Liga 123 contra el Numancia y en casa. Un partido que tiene que servir para seguir con la senda de la victoria. Hace dos semanas, el Mallorca, consiguió los tres puntos en Son Moix tras dos empates consecutivos.

Al igual que el año pasado el equipo de Vicente Moreno tiene que hacer de Son Moix un fortín. Por aquí pasa la salvación y quién sabe aspirar por algo más. Siete jornadas en Son Moix, cuatro victorias, dos empates y una derrota. Resultados que dejan al Mallorca con una buena dinámica en casa. Una derrota que dolió, pero más aún los empates ya que se pudo conseguir algo más.

Hacía tiempo que no se veía un Mallorca tan serio en la isla. Cuesta creerlo, pero es así. El buen juego del equipo está llegando tanto fuera como en casa, pero en tu estadio y ante tu gente sienta mejor. Una cosa a tener en cuenta y, que no ha cambiado del año pasado, son los desplazamientos que está haciendo la afición. Cada semana que el Mallorca se desplaza una parte de Son Moix viaja con el equipo. Es de halago y de disfrute.

La semana pasada Zaragoza estuvo repleta de aficionados bermellones y esto seguirá con salidas como las de Reus y Gijón. El equipo se siente más a gusto y la isla que no viaja más representada. Este Mallorca gusta y hace disfrutar. Se ve cada semana tanto fuera como en Son Moix. Nuestra casa y nuestro fortín.

Comentarios