El Palma Futsal empató a uno en una complicada cancha ante el Jaén y se mantiene en la cabeza de la clasificación, aunque ahora con un triple empate a veintinueve puntos junto al Barça Lassa y ElPozo Murcia, que el viernes visitará Son Moix. Los de Antonio Vadillo, en el partido ante el Jaén, se adelantaron con un gol de Diego Quintela y se vieron penalizados por las excesivas faltas señaladas por los colegiados y que les costaron un doble penalti que supuso el empate. Tuvieron ocasiones para ganar pero falta acierto en la pegada, sobre todo, en los dos minutos con superioridad en pista por la expulsión de un jugador rival.

Ninguno fue capaz de ganar, la igualdad era máxima. Vadillo apostó por jugar con Diego Nunes con portero-jugador para llevar el partido a su terreno y buscaron el gol sin poder concretar ninguno de los muchos disparos, mientras que los locales finalizaron el partido en su área sin arriesgarse a perder un punto que daban por bueno. Los mallorquines también tuvieron unos instantes de superioridad. Ramón fue expulsado por cometer dos faltas consecutivas y los de Antonio Vadillo tuvieron el partido en dos minutos con superioridad en pista pero Espínola (portero local) se creció de manera sorprendente. El Palma dispuso de siete ocasiones en dos minutos y no acertó a marcar ninguna. Tres las salvó la defensa rival sobre la línea y las otras cuatro el portero se ganó el sueldo. El Palma tuvo la opción de ganar el partido pero no lo consiguió.

El empate hace que el Palma Futsal abandone el liderato en solitario a falta de dos jornadas para el final de la primera vuelta y el viernes recibirá a El Pozo Murcia en Son Moix (21:00h) en un partido extraordinario entre dos equipos que lideran la clasificación y con la opción de ser cabeza de serie en el sorteo copero en juego.

Comentarios