Disputada la última jornada de LaLiga de este año vemos que el Barcelona continúa su marcha de la mano de un Messi iluminado ya sólo con el Atlético a su estela tras el pinchazo del Sevilla. Por abajo se hunde el Huesca, que no mereció perder en Valencia.

Sí, una semana más tenemos que destacar a Leo Messi y a Jordi Alba, quienes pusieron en órbita al Barcelona frente a un Celta que no pudo aguantar y que vio cómo caía lesionado su jugador franquicia, Iago Aspas. En dos jugadas ambos consiguieron desmontar el entramado defensivo gallego para poner tierra de por medio y asegurar el liderato una semana más. La segunda mitad fue más igualada pero no vio movimientos en el marcador. El conjunto culé continúa su marcha imperial de la mano del argentino, enchufado en las últimas semanas y cada vez con más ganas de volver a levantar otra Champions. Además, Valverde ha recuperado para la causa a hombres como Dembèlé o Semedo, titulares los últimos choques, que están dando un buen resultado, sobre todo el francésa con sus goles. Ahora es necesario terminar de recuperar moralmente a Coutinho y aligerar la enfermería. El Barcelona, con Messi a la cabeza, vuela hacia un nuevo campeonato.

El Atleti no falló y, por la mínima, se deshizo de un buen Espanyol en el día del homenaje de su eterno capitán, Gabi. Griezzman marcó de penalti y otros tres puntos subieron al casillero colchonero para mantener las distancias con el liderato y quedarse en solitario en la segunda plaza. Porque falló el Sevilla en su salida a Leganés, conjunto que mantiene su buena racha de los dos últimos meses aunque cedió el empate casi al final. Los de Machín se descuelgan y pueden verse igualados por el Real Madrid si la próxima semana los blancos derrotan al Villarreal en el encuentro aplazado por la Copa Mundial de Clubes recién finalizada. Por cierto, desde aquí dar también la enhorabuena al conjunto blanco por este nuevo título, el tercero logrado de forma consecutiva.

Mención especial merece el Alavés, que se mantiene en puestos europeos tras derrotar en Anoeta a una Real Sociedad que no carbura en su estadio y que tiene a su técnico, Garitano, más que cuestionado por la irregular trayectoria del equipo.

El Betis perdió una magnífica oportunidad de seguir ascendiendo puestos en la tabla pero un enorme Éibar interrumpió su escalada arañando un empate que bien pudo ser una victoria. También empataron Girona y Getafe después de un partido muy igualado que siempre dominó el conjunto azuló. otro empate se produjo en el Nuevo San Mamés, donde un Athletic que se las prometía muy felices con el gol de Adúriz de penalti -sin coger carrera- al final cedió un punto frente a un Valladolid que jugó mucho y bien al fútbol llevándose un merecido premio.

Por fin ganó el Rayo Vallecano, con apuros, pero ganó a un Levante que fue capaz de igualar el partido pero que se quedó sin premio al final tras un gol de Raúl de Tomás. Michel respira y coge aire para intentar salir del descenso. Descenso que va a tener más que complicado el Huesca, que volvió a caer, esta vez en Mestalla frente a un irregular Valencia. Un gol de Piccini en el descuento, justo después de que el Huesca hubiera podido ponerse por delante en el marcador, le dio los tres puntos aunque no evitó los pitos de la grada ante otro mal partido de los hombres de Marcelino. Pero tres puntos más al cesto.

Termina el fin de semana y nos vamos al parón por las fechas navideñas. LaLiga volverá ya en 2019, el 3 de enero, con el Villarreal-Real Madrid. El fin de semana siguiente tendremos la primera jornada del nuevo año. Nuevos propósitos y muchas ilusiones. Suerte a todos, Feliz Navidad y que 2019 sea un buen año para el fútbol español.

Comentarios