El Atlético Baleares quiere seguir en los play off de ascenso. La dura derrota ante el Cornellà frenó en seco la escalada hacia el liderato de los baleares, pero Manix y todo su equipo confían en reencontrarse con la victoria. El rival de hoy será el Atlético Levante, conjunto que pasa por un mal momento a nivel de resultados, y se encuentra a tan solo dos puntos del descenso. Son Malferit volverá a vivir un partido trascendental, y medirá, una vez más, las aspiraciones del Atlético Baleares en esta temporada vigente.

Mandiola quiere más

Esta campaña Son Malferit se ha convertido en un auténtico bastión casi impenetrable. Hasta el momento tan solo el Sabadell ha logrado escapar con vida del feudo blanquiazul, y el técnico basco, Manix Mandiola, quiere que su equipo vuelva a mostrar su mejor versión ante su afición: “de las derrotas se sacan mejores conclusiones que cuando ganas. Cuando ganas crees que no ha sido cuestión de suerte, y que algo habremos hecho bien. Pienso que el equipo esta bien y no nos afecta el hecho de perder un partido, estoy seguro que vamos a perder más. Seguiremos el tópico del partido a partido.”

Rubén González vuelve a estar disponible para el entrenador del conjunto mallorquín, pero tiene la duda de Marc Rovirola. Por contra, Mandiola no podrá contar con dos jugadores clave en el equipo debido a la acumulación de targetes: Marcos De la Espada y Alberto Villapalos.

Un equipo sin reacción

El filial levantinista será el rival de este mediodía. El conjunto dirigido por Luis García Tevenet intentará revertir la crítica situación en la que se encuentra por lo que respecta a los últimos resultados cosechados. Una nueva derrota del filial podría condenar al equipo a entrar en las posiciones de descenso, por lo que el Atlético Levante está obligado a puntuar en uno de los estadios más complicados de todo el grupo III de Segunda División B.

Se espera una muy buena entrada en Son Malferit, y la esperanza vuelve a renacer entre la hinchada balearica.

Comentarios