Volvía el fútbol a Son Malferit y retornaba la competición tras el parón navideño. Día de Reyes para la última jornada de la primera vuelta y primer partido del año para el Atlético Baleares. Los primeros diez minutos no tuvieron dominador claro. El Hércules salió fuerte y con confianza. La primera ocasión fue para el equipo alicantino: Carlos Martínez remató desviado a la media vuelta desde la frontal. Pero el Baleares no falló y en la primera que tuvo fue dentro. Llegando al primer cuarto de hora de partido y tras una gran jugada combinada entre Canario y Fullana, el capitán hizo un pase a la espalda para que Kike llegase a línea de fondo y asistía a Nuha, quien empuja a gol.

El 1-0 espoleó al Baleares y a su afición. Todo el mundo quería más. Tanto es así que en el minuto veinte de partido llegaría el 2-0. Buen centro de Fullana y Villapalos marca de cabeza imponente con potencia mandando el balón al fondo de la red. El Hércules estuvo por momentos grogui durante la primera parte, aunque tuvo un acercamiento con un disparo fuera de Chechu. El capitán de los alicantinos tuvo otra un minuto después a las manos de Carl. Pero quien de verdad estuvo cerca de marcar fue el Baleares antes del descanso y finiquitar el partido. Vega remató por encima de larguero de cabeza un buen centro de Fullana y en el justo antes de finalizar la primera parte Fullana conseguía una extraordinaria y milimétrica asistencia a Samuel, quien rozó con los tacos y Falcón lo solventaba con un paradón. 

En la reanudación el guión cambió un poco. El Hércules se estiro y arriesgó. Pero el Baleares generaría más peligro siempre. Pasada la hora de partido, el encuentro se pudo apretar en un remate de Emaná al larguero. Los locales también pudieron sentenciar de forma definitiva, pero el tercer gol no llegó. Octava victoria consecutiva como local ante un rival directo, al que el Baleares supera en la tabla y ahora se alza hasta la tercera posición.

Comentarios