Joan Forteza (Port de Pollença, 1934) llegó, desde el Constancia, a un Mallorca en Tercera con la única aspiración de ascender, algo que se le llevaba resistiendo. Tras volver de sus vacaciones veraniegas en 1958 se encontró con una de las grandes diatribas de su carrera: Jaume Roselló se había deshecho de todos los integrantes de la pasada campaña, a excepción de Magí Durán y él, y recibió una tentadora oferta de su ex entrenador para mudarse a Córdoba, junto a otros compañeros. No fue suficiente para renegar de sus colores y el futuro le acabaría dando la razón: anotó 123 goles en 391 partidos con la zamarra bermellona.

De la mano del Toto Lorenzo alcanzó su mejor nivel. El pollencí era un centrocampista de clara vocación ofensiva, con gran capacidad táctica y polivalencia. Así, anotó once goles en liga y dos en Copa del Rey en la temporada 59/60. Pese a ser uno de los grandes protagonistas del ascenso, se perdería el partido decisivo en Vallejo por una sanción de cuatro partidos. Mientras Joan esperaba a sus heroicos compañeros en el Puerto de Palma, probablemente navegando entre el orgullo y la impotencia del que desearía cambiar una realidad inamovible, no sabía que el destino tenía algo guardado para él.

Joan Forteza posa junto a la fotografía que inmortalizó su hazaña. Fuente: Diario de Mallorca

La primera cena con los mayores no fue idílica y el Mallorca, plagado de nuevas caras, sucumbió 2-0 en el Estadio de Heliópolis ante el Real Betis. El Toto, vista la derrota, aseguró a Forteza que saldría de partida en el debut en el Lluís Sitjar ante el Racing de Santander. 18 de septiembre de 1960, ante una grada a rebosar y plenamente entregada, Joan se encargaría de presentar en sociedad al Mallorca. Tras una magnífica jugada fabricada por el pobler Julià Mir en banda derecha, serviría un centro perfecto para el remate de Forteza. Llena de orgullo, la afición barralet presenció como dos jugadores de la casa moldearon el primer gol de la historía del Mallorca en Primera división. El Mallorca acabaría ganando 2-1 un partido en el que fueron alineados: Zamora; Arqué, Bolao, Guillamón; Flotats, Boixet; Haro, Julià Mir, Hollaus, Forteza y Loren.


“Sa Llotja” pretende, a modo de museo y a través de fotografías, personajes, partidos históricos, portadas de periódicos… exponer la historia del Real Club Deportivo Mallorca. Cada jueves, una nueva entrega:

Comentarios