El Atlético Baleares ha presentado de forma oficial a Manu Herrera. El portero madrileño llega, tal y como dice, gracias a que Manix Mandiola le convenció: “Nunca me había pasado quedarme sin equipo como sucedió en verano y en el mercado de invierno surgió esta posibilidad a raíz de una llamada de Manix, me dijo que es un gran club, conozco al entrenador y sé que es una persona que va con la verdad por delante”. “No lo dudé. Este es un club pequeño, pero que tiene la ambición de crecer. Vengo con muchísima ilusión de aportar y ayudar a mis compañeros”, añade.

Aunque la figura de Mandiola parece clave para que Manu Herrera vista la elástica del Baleares, su trayectoria también lo abala con un gran portero. Sin embargo, actualmente no tenía equipo. Tras pasar, entre otros, por Betis o Éibar, con experiencia en Primera y Segunda División, Herrera quería más: “He venido solo porque quiero estar en el verde. Está claro que quiero jugar cada domingo y vengo a eso, pero si me toca otro rol, elige el entrenador”. El nuevo portero blanquiazul, ha aprovechado el acto para definirse como jugador tal que así: “Soy rápido, ágil y participativo, me gusta hacerme notar y comunicarme con mis compañeros y por supuesto, intento que no me hagan goles”.

Por último, Herrera ha comentado cómo ha visto al vestuario del Baleares y al otro portero del equipo blanquiazul, Carl Klaus: “Me he encontrado un buen vestuario, sano y competitivo. Todos quieren ganar sus duelos en los entrenos y esa competitividad se traslada cada domingo. Este equipo tiene unos mimbres sólidos, es compacto, lo vi en Alcoy, es difícil echarle mano y generarle ocasiones”. “Carl es un buen portero, sobrio y con ganas de mejorar y nos llevaremos bien. Vengo a jugar, sería hipócrita decir lo contrario pero el que decida es el entrenador. Lo importante es que gane el equipo, más allá de egos personales”, finaliza.

Comentarios