Partido reñido y sufrido, donde la expulsión de Pino fue un factor más que desequilibrante para que el conjunto de Manix Mandiola no sumase una nueva victoria. Aun así, el Atlético Baleares ha sumado un importante punto en casa del Ontinyent (1-1). Los locales aprovecharon la superioridad numérica en los últimos minutos para igualar un partido que se le había puesto de cara a los blanquiazules tras un golazo de falta de Fullana. El Ontinyent salió muy fuerte y los cinco primeros minutos de partido fueron suyos. Machado mandaba alto una volea de fuera del área tras una buena dejada en un desmarque y un minuto más tarde Juanan desaprovechaba un mano a mano ante Carl. Ante este contexto, el Baleares consiguió reaccionar. Nuha, Kike López y Canario tuvieron diversas ocasiones para estrenar el marcador. Sin embargo, sería Fullana quien anotaría el primer tanto del partido. El capitán blanquiazul transformaba de forma espectacular una falta al borde del área. Al filo del descanso, Canario pudo sentenciar, pero su cabezazo se topó con el portero local.

Ya en la segunda mitad, el Baleares no bajó su ritmo ofensivo, pero poco a poco el conjunto local reaccionó. El partido tuvo su punto de inflexión entrando en los últimos quince minutos de partido: Yelko veía la tarjeta roja tras una entrada por detrás a un jugador del Ontinyent. A pesar de estar con uno menos, el Baleares dispuso de una ocasión para sentenciar el partido, en la que Adri Hernández no consigue anotar. En los instantes finales, el equipo local empataría el encuentro. Javi Llor remataba en el primer palo un centro lateral para poner las tablas en el marcador. Los locales, además, pudieron incluso llevarse el partido, ya que en el tiempo añadido Klaus evitó el 2-1 con una gran parada.

Comentarios