Con el play-off asegurado, el objetivo del Atlético Baleares es sellar la primera posición cuanto antes. Para eso, este fin de semana, tiene que ganar y esperar una derrota tanto de Hércules como de Villarreal B. Una carambola que de darse, convertiría Son Malferit en una fiesta, ya que ambos rivales juegan el sábado y el conjunto blanquiazul el domingo. Manix Mandiola reconoce que están centrados en su partido pero que el sábado por la noche, antes de irse a dormir, mirará que han hecho sus perseguidores: “Estamos centrados en sacar el partido adelante y no va a ser fácil porque el Valencia Mestalla se juega mucho y son chavales de calidad”. “No habrá demasiada fiesta si ganamos la liga, vivimos todo el año de fiesta y buen ambiente. Antes de ir a la cama me enteraré de los resultados del rival el sábado”, apunta el técnico vasco.

Mandiola hace mucho hincapié en el partido ante el Valencia Mestalla, ya que un filial nunca es fácil: “He entrenado a un filial y tienen una presión relativa, no es un drama si bajan y es una pequeña ventaja sin más”. “El que piense que vamos de sobrados está equivocado, la humildad nos ha traído hasta aquí, venimos de salvar la categoría y no vamos a cambiar el discurso”, añade. También puntualiza que no hará muchos cambios en su once. “Lo que está bien no se toca”, admite. “A partir de ahora los 4 partidos que quedan jugamos contra rivales que se juegan algo, no hay partidos de trámite. Si quedamos primeros sobrando alguna jornada mejor“, explica Mandiola. Por último, afirma que durante la semana ha intentado transmitir naturalidad, algo que ha llevado al Baleares al contexto actual.

Comentarios