Si el Atlético Baleares consigue ganar este domingo daría un paso de gigante, ya que dejaría el play-off prácticamente sentenciado. Vencer en Son Malferit al Cornellà es clave para cumplir el objetivo que se marco Manix Mandiola tras finalizar la primera vuelta del campeonato: “Todo pasa por hacer un buen partido, competir bien e intentar hacer bien lo nuestro. Ganar el domingo sería eliminar otro rival de los 5 o 6 que estamos arriba y deberíamos ya ir a por el siguiente paso más ambicioso, jugártela a quedar arriba porque es diferente a quedar segundo”. El técnico vasco es consciente de lo complejo que será el encuentro ante los catalanes, pero explica que el ambiente en el vestuario es positivo: “El ambiente siempre es bueno, lo he vivido en momentos malos y ahora que estamos arriba pues es un modo de vida, una parte más del entrenamiento”.

“El rival es complicado, estamos preparados para la guerra, un equipo armado, tipo nosotros, bien en defensa, aprovechan la estrategia. Con el apoyo de la afición y los números que tenemos en casa tenemos muchas papeletas”, apunta Mandiola. Él mismo confirma que de ganar, el play-off estaría certificado. También indica lo importante que es para el equipo la afición, y espera que el próximo partido esté igual de involucrada que en otros encuentros: “La afición por las dimensiones del campo y su ayuda es importante y ahora incluso más. El final de la temporada pasada en una situación crítica ya salvamos el equipo entre todos y este año en otro tipo de batallas pues más de lo mismo“. Por último, y reincidiendo en la complejidad del rival, Mandiola comenta que el Cornellà es un equipo que solo ha perdido tres partidos lejos de su estadio: “Cornellà ha ganado más fuera que nosotros, solo ha perdido tres, pero hemos jugado contra todos y vamos primeros. Nosotros estamos a su altura o mejor”.

Comentarios