Los números del Atlético Baleares hablan por sí solos. Ya queda muy atrás la temporada pasada, donde el equipo de Manix Mandiola salvó la categoría de forma agónica en la última jornada. Con un giro de 180º, los blanquiazules están líderes en su grupo de Segunda B y saca cinco puntos al Hércules, el nuevo perseguidor del equipo balear. Uno de los primeros datos a destacar sí requiere echar la vista atrás. Y es que en la jornada 31 del curso pasado, el Baleares era penúltimo con tan solo 29 puntos. El descenso estaba casi asumido a escasas jornadas para finalizar la temporada. No obstante, Mandiola obró el milagro. Un milagro que se está manteniendo durante este año y que le da, exactamente, 29 puntos más respecto al año pasado. Unos datos que alaban el gran trabajo y la gran temporada que está haciendo el club blanquiazul.

Aún no ha perdido en 2019 y suma 21 jornadas consecutivas en posiciones de promoción de ascenso. El inicio de año del Baleares es para enmarcar. Los de Mandiola no saben qué es perder en los trece partidos disputados hasta la fecha. Y no solo eso. Únicamente ha encajado dos goles en lo que llevamos de año. Son números de líder y, a falta de siete partidos para finalizar la liga regular, el Baleares es uno de los favoritos para ascender a Segunda División. Aunque desde el club insten en que lo principal es jugar la promoción -da igual primero que tercero-, no terminar en lo más alto sería un fracaso. Más que nada porque los números están allí y ascender a una eliminatoria de ida y vuelta es mucho mejor que jugar seis partidos. En conclusión, tras el empate en Son Malferit ante el Ebro, el Baleares ha visto reducida su distancia con el segundo, pero las sensaciones siguen ahí: el Baleares luchará por ascender a Segunda División.

Comentarios