El Real Mallorca de Vicente Moreno y el Gimnàstic de Tarragona de Enrique Martín se verán las caras este próximo sábado en lo que será el partido correspondiente a la trigésimo octava jornada de competición liguera en la Segunda División española. La cita tendrá lugar a las 16:00 horas en el Nou Estadi de Tarragona, y el juez arbitral designado para la contienda será el andaluz Abraham Domínguez Cervantes.

El choque que se va a disputar en tierras catalanas será un clásico encuentro de final de temporada: un equipo que ya no se juega nada como es el Nàstic (ya descendido) y otro que se lo juega todo, como en el caso de los bermellones. En las cinco finales que le restan al conjunto de Son Moix, la de Tarragona será la que suponga un escalón trampa en la cometida por alcanzar la cima más alta posible. En más de una ocasión, los equipos que no se juegan nada y ante los que sueles relajarte al final te la lían y bien parda. Que se lo digan a los visitantes, cuyo último descenso a la Segunda B lo consumó un Mirandés ya sin opciones de salvación.

Al equipo de Enrique Martín este año no le ha salido nada, y eso se ve reflejado en la clasificación. Por rescatar algo, si es que se puede, debemos mencionar que como todos los equipos de la categoría, el conjunto catalán tiene algún que jugador que te puede meter en un buen apuro. El joven ariete colombiano Luis Suárez es el activo más peligroso y el máximo goleador de la escuadra tarraconense. El central Fali y su capacidad goleadora o el africano Kante también pueden suponer una amenaza real con la que los Raíllo, Valjent y compañía tendrán que lidiar. Con esto y poco más, el once para el primero de los cinco partidos para luchar por el honor de los de Tarragona se puede parecer al siguiente:

Nastic - Football tactics and formations

Y por otra parte bien distinta, el Real Mallorca. El conjunto de Vicente Moreno tiene una oportunidad más que irrepetible para arañarle tres puntos a los que están un poco más arriba. Las sufridas victorias ante Málaga y Sporting han supuesto un ligero cambio en el rumbo de objetivos para el conjunto bermellón, y las cosas están como están: el Mallorca depende de sí mismo para ser, como mínimo, tercero. ¿Y si el Granada no hace los deberes de aquí al final? Veremos, todo está que arde y muy apretado. Pero eso sí, sin ganar en Tarragona no habrá mucha más historia. De momento, deberá hacerlo con la única baja confirmada de Dani Rodríguez por sanción, ya que de momento se desconoce el estado evolutivo de las lesiones de Fran Gámez y Pervis Estupiñán. El conjunto bermellón tiene un escalón con trampa, pero conociendo a Vicente Moreno y compañía, parece que en pocas lenguas de rana caerá esta mosca.

Comentarios