El ascenso del Osasuna obliga al club navarro a ejecutar la opción de compra obligatoria de Brandon Thomas: dos millones de euros. Sumado al millón de euros que pagó el conjunto rojillo por su cesión, la operación se queda en 3 millones y el Osasuna obtiene el 100% de los derechos del extremo de Cala D’Or.

Esta operación permitirá al Real Mallorca ingresar el 10% del traspaso post-ascenso que ha realizado el conjunto navarro. Los mallorquinistas ingresarán 200.000 euros por esta operación.

Comentarios