Una victoria en casa del Badalona daría, automáticamente, el campeonato al Atlético Baleares. Manix Mandiola, no obstante, es muy cauto respecto al partido de este domingo y reconoce que será un encuentro muy complejo: “El Badalona tiene pequeñas posibilidades de meterse en play-off y querrán llegar con vida a la última jornada, ya que la semana que vienen obtienen los tres puntos del partido ante el Ontinyent”. “Delante tenemos a un rival que se juega mucho. Tendremos muchas dificultades. El año pasado ya nos pintaron la cara y esperemos que este no sea así”, añade el técnico vasco. Otras posibilidad para que el equipo blanquiazul consigue matemáticamente proclamarse campeón de su grupo, es que el Hércules pierda en su casa. Esa opción no la contempla Mandiola: “No tenemos influencia en el partido del sábado en Alicante, si queremos logros grandes tenemos que competir contra equipos fuertes de nuestra categoría”.

Además, el entrenador balearico apunta que entrar en play-off fue un motivo de satisfacción, pero si se consigue el campeonato no habrá nada que celebrar: “No me gustaría celebrar la liga a lo grande porque tenemos más batallas por delante. Es motivo de satisfacción pero no tanto de celebración”. “Vivimos el día a día, no pensamos en mucho más. El equipo está bien y habrá pocos cambios respecto al último partido”, explica Mandiola. También indica que, por pedir, él hubiera preferido que sobraran “ocho jornadas al ser campeón, si tenemos dos tiene su punto bueno y malo”.

Comentarios