El Atlético Baleares tiene una cita con la historia. Este domingo el equipo blanquiazul juega el partido de ida del play-off de ascenso a Segunda División ante el Racing de Santander. Más de 600 aficionados balearicos estarán presentes en El Sardinero, algo que Manix Mandiola destaca entre otras cosas. El míster vasco confirma que no hay bajas y que no tiene la intención de cambiar su forma de jugar. Admite que su equipo esta preparado para competir y para “partirse la cara”. “Veo a los jugadores como todo el año, no hemos cambiado nada ni hemos hablado demasiado del tema. Le hemos dado la misma importancia que tiene este partido”, explica.

Mandiola divide la eliminatoria por partes. Le gusta desgranar el reto y pasa del partido a partido al parte por parte: “Son muchos partidos dentro de una eliminatoria. El primero es de 45 minutos, luego ya corregiremos o mantendremos. Ya pensaremos en la vuelta. Solo pensamos en entrar bien en el partido y hacer unos primeros 45 minutos buenos”. Sobre el rival, el Racing de Santander, Mandiola reconoce haberlo estudiado y apunta que hay que estar preparados para cualquier contexto: “He visto los goles del Racing, su estrategia, lo que han encajado… su entrenador cambia cosas en función del rival y debemos estar preparados para cualquier eventualidad”. La historia de cada club en este tipo de partido se queda en un segundo plano, dice Mandiola.

Jugar en El Sardinero será complejo. Adaptarse a ello también. Aun así, Mandiola confía en su plantilla: “Nos adaptaremos como lo hemos hecho en otros campos. Hemos jugado bien en muchos campos, la mayoría de hierba natural. Es un buen escenario, con un montón de público. Da igual que haga sol o llueva, hará lo mismo para los dos”. Por último, reconoce que el momento puede ser histórico para la entidad blanquiazul: “Ganada la liga ahora empezamos de cero y tenemos la oportunidad histórica de dar un paso adelante y tendría más mérito ante un rival de entidad”.

Comentarios