El Palma Futsal fuerza el tercer partido. Tras ganar 3-1 al Barça Lassa en Son Moix, el equipo mallorquín se jugará el pase a la final este lunes en el Palau Braugana. El encuentro ha sido muy intenso desde el principio. La eficacia del Palma arriba y el nuevo partidazo de Carlos Barrón bajo los palos dan argumentos al combinado balear para creer en volver el lunes al Palau para ganar y clasificarse para la final del play-off por el título. Cabe destacar el impresionante apoyo de la afición de Son Moix. Gran partido y sufrido del Palma, pero victoria que da alas y confianza a los de Antonio Vadillo para encarar el definitivo partido con unas inmensas ganas.

La primera parte fue muy intensa por parte de ambos equipos. El Palma Futsal buscó desde el principio marcar y Joao fue el primero en probarlo. Los locales estuvieron todo el rato volcados en ataque, pero el Barça cuajó unos minutos muy buenas en su faceta defensiva. Los catalanes estaban muy bien plantados atrás y los acercamientos del Palma se sucedían sin éxito para los intereses mallorquines. Sergio Lozano, por parte del Barça, dio el primer susto a Barrón. El cordobés volvió a cuajar un enorme partido, desbaratando cualquier llegada culé parada tras parada. Esquerdinga y Dyego lo intentaban sin éxito alguno. Mientras tanto, los locales seguían buscando un desbarajuste defensivo, hasta que llegó. Error defensivo que Nunes aprovechó para anotar el primer tanto de la noche. Tras ello, el Barça reaccionó ligeramente y Joselito tuvo su oportunidad, pero volvió a encontrarse con Barrón. El último arreón de la primera parte lo dio el equipo local, que buscaba doblegar su distancia en el marcador.

Nada más reanudarse el partido, el Palma Futsal anotó el segundo gol del encuentro. Paradynski, en un mano a mano, marcaba para encarrilar el partido. Con el marcador muy en contra de los intereses azulgranas, su faceta ofensiva se intensificó. Esquerdinha volvió a poner a prueba a un Barrón que seguía a lo suyo, cuajando grandes paradas. Tras el gol, sin embargo, el Palma no se encerró. Quería más. Y aprovechaba la velocidad de sus jugadores para hacer daño y sentenciar el partido. Hamza pudo marcar tras un gran disparo, pero Juanjo intervino de forma magistral. Como también lo hizo ante Eloy Rojas en un mano a mano. El portero azulgrana mantenía vivo a su equipo. Incluso Leo Santana pudo recortar distancias justo después. Su disparo, de nuevo, se topaba con Barrón. Tanto perdonar le perjudicó al Barça, ya que el Palma no lo volvería a hacer. Tras un nuevo mano a mano de Eloy, éste anotaba el 3-0. El conjunto catalán apostó pronto por el portero-jugador y tuvo sus frutos. Marcenio marcaba para los azulgranas a falta de cuatro minutos para finalizar el partido. Entre otro recital de Barrón -y un palo- y el no acierto del Palma, el marcador no se movería de nuevo.

Comentarios