No es un partido cualquiera, es como una final. Tanto el equipo como la afición lo sabe. El RCD Mallorca recibe este domingo al Granada CF con el claro objetivo de ganar y sellar la participación en el play-off de ascenso a Primera División. No será un encuentro fácil. Manolo Reina, portero bermellón, asegura que el trabajo y el sacrificio realizado durante toda la temporada ha quedado reflejado en los resultados: “Somos un equipo que en principio no estábamos hecho para esto, pero hemos demostrado que somos un equipo capaz de estar ahí. Nos ha costado mucho trabajo, mucho sacrificio, este equipo está capacitado para ganarle a cualquiera”. “El Granada se juega el ascenso, pero nosotros nos jugamos mucho también”, añade.

El Mallorca necesita una victoria para, matemáticamente, estar en los play-off. Reina es consciente de lo cerca que está y asegura que van a “trabajar, luchar y preparar el partido para intentar ganar”. “Jugamos con nuestra gente, que nos ha apoyado toda la temporada y vamos a dar el máximo para conseguir los tres puntos. Afición y jugadores vamos juntos de la mano. Llevamos así mucho tiempo y esta semana tenemos que seguir así“, explica el guardameta andaluz.

Por último, sobre el partido del lunes ante el Deportivo de La Coruña que terminó con una derrota, Reina reconoce que fue un golpe muy duro: “Que te piten un penalti en el 95 y perder así, es duro. El equipo hizo muchas cosas para poder cerrar el partido antes, incluso ganarlo y que nos metan en el minuto 95 fue un poco cruel, pero esto es fútbol”. “Tenemos que levantarnos y seguir adelante, el vestuario ya se ha olvidado de eso”, finaliza.

Comentarios