Las semifinales del play-off por el título de la Primera División de fútbol sala arrancan este viernes en el Palau Blaugrana con el partido entre el Barça Lassa y el Palma Futsal. Los mallorquines se presentan a la cita con el espaldarazo de haber eliminado a Movistar Inter en los cuartos de final y apear de la competición a campeón de las últimas cinco ediciones. Sin tiempo para celebrar, el reto aumenta el nivel de exigencia ante el equipo que ha dominado el fútbol sala nacional este año y que obligará a mejorar la versión balear si quiere obtener un puesto en la final y jugar en Europa la próxima temporada. Antonio Vadillo reconoce que están ilusionados y tienen “ganas de hacer las cosas bien”. “Nos vamos a enfrentar a un Barcelona con ganas de llegar a la final porque les da acceso a Europa. Saldrán a por nosotros, en tromba, juegan con mucha intensidad en su casa y nosotros tenemos que estar capacitados para solventar esa situación”, explica el técnico andaluz. Vadillo cree que imponiendo la forma de jugar del Palma las opciones de ganar aumentarán: “Tenemos que ser inteligentes, saber jugar a lo nuestro e igualar la intensidad porque ellos aprietan mucho y eso será un factor determinante”.

Vadillo considera que el favorito es el campeón de la fase regular: “Los veo ligeramente superiores, es la realidad. No necesita hacer un gran partido para golpearte. En tres latigazos te hacen dos goles. La pista se hace grande con ellos. La eliminatoria está ligeramente a su favor, pero todo depende de nuestra forma de competir. Si somos capaces de competir bien en el Palau y estamos en nuestra mejor versión, pondremos las cosas muy difíciles”. “Ellos saben que nosotros somos capaces de ponerles las cosas muy difíciles y, por eso, esperamos que salgan en tromba para no dejarnos meternos en el partido”, añade. Vadillo reconoce que el primer punto de esta eliminatoria es clave: “Para ellos es una final anticipada porque si no consiguen el punto en su casa se le pondría muy cuesta arriba venir a Son Moix con la eliminatoria adversa”.

El entrenador del Palma se muestra más preocupado por el nivel que pueda ofrecer su equipo que por el rival: “Dependemos de nosotros. Ellos son gran equipo con grandes individualidades como Ferrao, Dyego, Esquerdinha, Joselito y cualquiera puede declinar el partido pero nosotros tenemos que creer en nosotros y crecer en nuestro juego”. Uno de los jugadores que más respeto genera es Ferrao. El técnico balear se deshace en elogios con el pívot brasileño y asegura que “el Barcelona tiene un jugador que marca las diferencias en un partido: Ferrao. Para mí es el jugador más determinante que hay en el fútbol sala y tenemos que trabajar mucho sobre él”.

Comentarios