El Palma Futsal se prepara para su particular final con todos los sentidos puestos en el partido de este viernes sin dejar ni un solo detalle al azar. El equipo necesitará su mejor versión para igualar la eliminatoria y Antonio Vadillo trabaja a destajo para tener al equipo en plenas condiciones para rendir al máximo de sus posibilidades. El conjunto mallorquín ya ha demostrado esta temporada que es capaz de ganar a cualquier equipo por mucho nivel que tenga y que Son Moix es una fortaleza casi inexpugnable. A eso se agarran los jugadores para ganar al Barça Lassa y repetir el triunfo que consiguieron hace dos meses. Vadillo reconoce que “sabemos que va a ser un partido bastante difícil y en el que vamos a tener que estar muy concentrados pero tenemos mucha ilusión y ganas de que llegue ya el viernes para competir este partido. Somos conscientes de que si volvemos a rendir a nuestro mejor nivel, le vamos a poner las cosas muy difíciles al Barça y vamos a tener nuestras posibilidades para igualar la eliminatoria”. El equipo perdió en los penaltis en Barcelona pero salió reforzado a nivel competitivo porque volvió a jugar al mismo nivel que su rival y tuvo opciones de ganar hasta el último segundo. De hecho, es la mejor temporada del equipo balear frente a los grandes y quieren aprovechar el ambiente que habrá en su pabellón para igualar la semifinal. “Últimamente se nos suele dar bien (el Barça en casa) pero normalmente están siendo partidos igualados que estamos logrando sacar adelante. Más allá de la derrota del otro día salimos reforzados en nuestra intención del juego y en nuestras posibilidades” reconoce el técnico.

Vadillo reconoce que todos los detalles son importantes. Al ser preguntado por el nivel del arbitraje tras lo sucedido en el partido de ida, el entrenador asegura que “sabemos que estos partidos son así, que cuando vas a estas canchas en caso de igualdad no tenemos la fortuna de nuestro lado y se suelen equivocar en contra nuestra. En el Palau ya nos ha pasado varias veces pero son factores que nosotros no podemos controlar y nos tenemos que dedicar a lo nuestro. La pareja que viene a arbitrar es la misma que nos tocó en el primer partido de playoff contra Movistar Inter y son una pareja más que contrastada y confiamos que lo van a intentar hacer lo mejor posible. Sabemos que son partidos muy difíciles de pitar, que nosotros tampoco se lo ponemos fácil y les deseo que tengan un buen arbitraje y que prácticamente no se note su presencia”.

Comentarios