El Palma Futsal se juega el pase a la final de la Liga en el Palau Blaugrana en el tercer partido de las semifinales. ElPozo Murcia FS será el rival del que gane el partido de desempate de este lunes. El Palma llega a la cita sin haber perdido ninguno de los dos partidos de la eliminatoria (2-2 en el primero con derrota en los penaltis y 3-1 en Son Moix a favor de los mallorquines) y con la ilusión de culminar la hazaña ante el gran favorito. Será el duelo más difícil contra un rival avisado, herido y con la pista y el ambiente a favor pero los pupilos de Antonio Vadillo ya han demostrado con creces que se superan cuanto mayor sea la adversidad.

El partido llega en el mejor momento posible para el Palma Futsal. Cuenta con numerosos argumentos deportivos a su favor para pensar en positivo, desde el extraordinario rendimiento del equipo en los últimos dos meses, el gran nivel de forma físico o el momento que atraviesan gran parte de los jugadores. Los mallorquines han sido capaces de ganar tres partidos a Barça Lassa y Movistar Inter y empatar otro en los cuatro partidos que llevamos del play-off, una gesta a la mano de pocos equipos a día de hoy. Las estadísticas esbozan que el sueño de llegar a la final es realizable pero el vestuario balear no pierde la perspectiva y sabe que de poco sirven los datos si no se juega al máximo nivel frente al mejor equipo del mundo.

Enfrente esperará un Barça Lassa que se juega la última bala para estar en Europa el año que viene ya que los dos finalistas son los que la siguiente temporada juegan en Europa, una motivación extra para el Palma Futsal de cara a este partido.

Comentarios